Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tercera noche sin luz ni teléfono en Girona

Tres días después de la nevada que colapsó Cataluña el pasado lunes, aún hay 20.000 vecinos de Girona que continúan sin suministro de luz y de teléfono. Un día más, los negocios de la zona van a permanecer cerrados hasta que las empresas eléctricas logren solucionar el problema.
Hasta ahora, El servicio eléctrico se ha podido ir recuperando progresivamente gracias a que ya se ha repuesto el segundo circuito estropeado de la línea de 220 kv entre Vic y JuliÓ y a que se han instalado 163 generadores eléctricos.
El departamento de Economía ha abierto ya seis expedientes informativos a las compañías eléctricas que dan servicio a las comarcas de Girona por la caída del sistema, pero esto no ayuda a los vecinos.
Para el presidente de CiU, Artur Mas, lo que está ocurriendo en los últimos días en Cataluña  da una imagen de país "subdesarrollado"
 
Problemas en las carreteras
Pero los problemas eléctricos no son los únicos que preocupan en Cataluña. Aunque la situación en las carreteras ha mejorado, aún quedan varios puntos complicados.
La Unidad Militar de Emergencias (logró recuperar ayer la vialidad de más de 300 kilómetros de carreteras afectadas y retiró 180 vehículos que se encontraban inmovilizados.
La situación viaria en la frontera con Francia evolucionó positivamente a lo largo del día, de manera que ayer por la tarde la Generalitat levantó las restricciones que había impuesto a los camiones que circulaban por la AP-7, que eran obligados a aparcar en áreas de servicio para no colapsar el paso de La Jonquera.
La Generalitat se defiende
La Generalitat  cierra filas en defensa de su actuación durante la nevada, como lo demuestra que el presidente José Montilla ha avalado la gestión del conseller de Interior, Joan Saura, convertido en el blanco de las críticas de la oposición, que le recrimina la falta de reacción en la emergencia y que estuviera en Mallorca el lunes por la mañana, en viaje oficial.
También el secretario general de Interior, Joan Boada, ha defendido la actuación de su consellería y ha culpado a Francia y a Fecsa-Endesa y Red Eléctrica Española (REE) de los problemas que aún persisten de la nevada, por el colapso sufrido en La Jonquera y la falta de suministro eléctrico.
Por contra, los grupos de la oposición (CiU, PPC y Ciudadanos) han criticado al Govern por no haber dado la talla y no haber asumido sus responsabilidades ante los problemas derivados de la nevada que cayó el lunes en Cataluña, culpando a las eléctricas, al servicio de meteorología e incluso a Francia.
El portavoz parlamentario de CiU, Oriol Pujol, ha denunciado que el ejecutivo catalán no ha hecho autocrítica y ha reaccionado "buscando culpables" e incluso "riñiendo" a los ciudadanos. Para Pujol, en el tripartito "todo es excepcional", ya que tienen el país "patas arriba" y "no dan la talla y no están a la altura" de gobernar Cataluña.