Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tomar el sol, riesgo de cáncer

Aunque  a nosotros se nos olvide lo mucho que sufrimos con una quemadura solar, la piel tiene memoria y acumula las radiaciones ultravioletas de un año a otro. Si no nos protegemos correctamente, una quemadura puede transformarse en células cancerígenas. No hay ningún producto que proteja completamente, la máxima protección es del 98% aunque no son estas las que se usan mayoritariamente.
Ponerse al sol es un riesgo. El cáncer de piel es cinco veces más común que el de próstata o el de mama. Una de cada cinco personas maduras padece alguna enfermedad cutánea. El consejo de los expertos: mucha protección, mínima exposición y acudir regularmente a revisiones.