Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Es cuestión de tiempo" que haya una súper tormenta solar

Es cuestión de tiempo que haya una súper tormenta solarInformativos Telecinco

Diferentes investigadores han advertido que "es cuestión de tiempo" que haya una súper tormenta solar. Esto se da por culpa de violentas erupciones del sol. Se suelen dar cada 150 años, la última fue en el año 1859. La próxima debía haberse dado hace cinco años. Lo que quieren los expertos es poder evitar todos los problemas que podría suponer no tener electricidad.

Hemos visto gracias a las películas coómo sería para el mundo civilizado quedarse sin electricidad. Lo que no pensábamos es que realmente esto puede pasar en cualquier momento. Muchos investigadores, como el científico de la Universidad de Bristol, Ashley Dale, han explicado que "es cuestión de tiempo" que haya una súper tormenta solar que llegue a la Tierra y desprenda tanta energía que destruya los satélites que llevan la electricidad y los servicios de comunicaciones, tal y como publican la revista Physics World.
Esto se da por culpa de unas violentas erupciones que tiene el Sol y que pueden afectar gravemente a la vida de la sociedad, ya que la pérdida de electricidad haría que no se pudiera entre otras cosas, sacar dinero o que las gasolineras no funcionaran. Pero también dejarían de funcionar los sistemas de agua y alcantarillado, lo que podría generar enfermedades que, por el momento, se piensa que están extinguidas.
Los científicos han enviado algunos satélites para poder ver cuándo será la siguiente erupción y así poder evitar todos los problemas que podría generar, ya que afirman que, con tiempo, todo se puede solucionar. La última fue en el año 1859, entonces prácticamente no afectó a la población ya que no usaban prácticamente electricidad.