Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trabajadores del Carlos III ven "inadmisible" que se someta a un "interrogatorio" a la auxiliar en su estado

La Junta de Personal de la Zona Norte, que representa a todos los trabajadores de la Dirección Asistencial Norte donde se incluye a los del Hospital Universitario de La Paz-Carlos III, afirman que es "inadmisible" que se someta a un "interrogatorio" a la auxiliar de enfermería infectada con ébola en la situación física y emocional en la que se encuentra ,"hasta obtener el reconocimiento de un supuesto fallo en la retirada del equipo de protección individual".
"No podemos entender cómo se puede culpar a quien de forma "voluntaria" y ante la concatenación de errores a todos los niveles, ha resultado infectada con riesgo para su vida con el propósito de exculparse a si mismo por la nefasta gestión que ha hecho de este proceso", afirman en un comunicado -acordado en una reunión del Pleno mantenida este jueves-, donde reprueban de manera "tajante" las declaraciones del Consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, culpando a la auxiliar de enfermería de un posible error.
Asimismo denuncian presuntas presiones por parte de los gestores sanitarios, ya que afirman tener en conocimiento que se han realizado presión con posibles sanciones disciplinarias a quienes han expuesto o manifestado su incapacidad para realizar el trabajo. Del mismo modo, señalan que se ha dado la orden de "contratar personas recién titulado" para atender a estos pacientes, "con la amenaza de sacarles de la bolsa si se niegan".
Recuerdan que desde la llegada al centro hospitalario del primer misionero infectado de ébola, el hermano Miguel Pajares, el personal sanitario "puso de manifiesto las deficiencias en la preparación. entrenamiento y experiencia para la correcta atención de estos pacientes". Así, la Junta de personal ya denuncio el pasado mes de mayo el riesgo que suponía el desmantelamiento del Hospital Carlos III, único centro de referencia para enfermedades infecciosas y tropicales.
Exigen que se tome "a partir de ahora" todas las medidas de seguridad, "no solo el cumplimiento del protocolo sino, instalaciones y medios materiales y personales adecuados, así como el adiestramiento suficiente y de calidad, para cumplir dichos protocolos, a todos los trabajadores de la Sanidad Madrileña que puedan estar implicados en el cuidado de los futuros pacientes o posibles contactos.