Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trece organizaciones piden a ONU y Consejo de Europa que inste al Gobierno a no legalizar las "devoluciones sumarias"

Un total de trece organizaciones defensoras de los Derechos Humanos se han dirigido a Naciones Unidas y al Consejo de Europa para pedirles que presionen al Gobierno para que retire una modificación propuesta a la Ley de Extranjería, que recogería en su articulado la legalización de las "devoluciones sumarias" y el rechazo en frontera de inmigrantes en Ceuta y Melilla.
"El Partido Popular debería renunciar inmediatamente a sus planes de dotar de base legal a las devoluciones sumarias desde los enclaves españoles del norte de África", han dicho este jueves trece organizaciones de Derechos Humanos, según informa Amnistía Internacional (AI).
Estas trece organizaciones españolas e internacionales han remitido cartas al Relator Especial de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Migrantes, François Crépeau, y al Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks.
En concreto, AI ha apuntado que las organizaciones firmantes de las cartas son: Alianza por la Solidaridad, Amnistía Internacional, Andalucía Acoge, Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, Comisión Española de Ayuda al Refugiado, European Council on Refugees and Exiles, Federación de Asociaciones de S.O.S Racismo del Estado español, Fundación Abogacía Española, Human Rights Watch, Jueces para la Democracia, Prodein, Red Acoge, y Rights International Spain.
Dicho esto, ha agregado que las cartas se han hecho públicas este jueves, el mismo día que la presidenta de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Anne Brasseur, inicia su visita de dos días a España. A juicio de AI, Brasseur "debería instar a las autoridades españolas a renunciar a este esfuerzo deplorable de formalizar una práctica abusiva, y a asegurar en su lugar el pleno respeto de los derechos de los migrantes y solicitantes de asilo en sus fronteras".
Asimismo, ha afirmado que el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados ha expresado "sus preocupaciones por los planes del Gobierno, señalando que muchas de las personas que llegan a estos enclaves huyen de la guerra, la violencia y la persecución en países como Siria, la República Centroafricana o Mali".
"Las devoluciones 'sumarias' impiden a los solicitantes de asilo solicitar la protección que necesitan y niegan a todas las personas migrantes una serie de derechos. Devolver a las personas automáticamente a Marruecos, sin salvaguarda procesal alguna, constituye un claro incumplimiento del Derecho europeo e internacional de los Derechos Humanos", han manifestado las organizaciones, según indica AI.
Amnistía Internacional ha dicho que la modificación propuesta "establecería una excepción para los agentes de fronteras de los enclaves de Ceuta y Melilla para denegar a los migrantes y solicitantes de asilo las salvaguardas que garantiza la ley vigente".
"Si se aprueba, la enmienda formalizaría la práctica que se está llevando a cabo actualmente de manera ilegal de devolver sumariamente a migrantes y solicitantes de asilo a Marruecos, a pesar de encontrarse en territorio español. En algunos casos, los agentes de la Guardia Civil han usado un uso excesivo de la fuerza para devolver a las personas", ha criticado.
Finalmente, ha afirmado que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que estas prácticas en Italia y Grecia "privaron a las personas de acceder al procedimiento de asilo y les expusieron al riesgo de ser objeto de un trato inhumano o degradante, violando sus derechos a un recurso efectivo y a la protección frente a la expulsiones colectivas".