Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal Supremo italiano confirma la cadena perpetua a Astiz por la desaparición de italianos

El Tribunal Supremo de Italia confirmó hoy la cadena perpetua al ex oficial de la Marina argentina Alfredo Astiz, condenado por la desaparición de tres italianos durante la dictadura militar (1976-1983).
Astiz había sido condenado en primera instancia (14 de marzo de 2007) y en apelación (24 de abril de 2008) a cadena perpetua por la desaparición, entre 1976 y 1977, de los italianos Angela María Aietta Gullo, Giovanni Pecorato y su hija Susana, embarazada durante su detención, de los que se perdió el rastro tras ser conducidos a la Escuela Mecánica de la Armada (ESMA).
Junto a Astiz, habían sido también condenados a cadena perpetua por homicidio múltiple los ex militares argentinos Jorge Eduardo Acosta, Jorge Raúl Vildoza y Antonio Vañek, integrantes del grupo operativo 3.3.2 de la ESMA.
Todos ellos fueron condenados en rebeldía, ya que ninguno se presentó al proceso.
Sólo Astiz, actualmente encarcelado en Argentina, recurrió ante el Supremo italiano la sentencia del Tribunal de Apelación.
Astiz ha rechazado siempre este proceso, al considerar que "un magistrado italiano no tiene competencia para juzgar estos casos".
Durante la requisitoria de hoy, el fiscal Luigi Ciampoli pidió al Supremo la confirmación de la cadena perpetua a Astiz, tras recordar "la inhumana ferocidad de las torturas a las que fueron sometidos los detenidos en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada, entre los que estaban los tres italianos".
En la vista, la abogada del Estado Valeria Vinci-Orlando también instó al Supremo a confirmar la cadena perpetua contra el ex teniente de la Marina argentina.
En este juicio se presentaron como parte civil el Estado italiano, la región de Calabria y la provincia de Cosenza, de donde era originaria Angela Maria Aietta, así como Abuelas de Plaza de Mayo y los familiares de los desaparecidos.
Durante el proceso, el fiscal explicó que Angela Aietta, que desapareció el 5 de agosto de 1976, fue "eliminada" por apoyar a los opositores al régimen, entre los que se encontraba su hijo Juan Carlos Dante Gullo, actual diputado en Argentina.
Giovanni Pecorato y su hija Susana, militante peronista, fueron detenidos el 18 de junio de 1977.
De la joven se ha sabido que dio a luz a una niña durante su detención y que fue entregada a una familia.
En este proceso también estaba imputado el ex militar argentino Emilio Massera, de 81 años, pero su causa fue separada del sumario principal a la espera de nuevos informes médicos sobre su salud.
El próximo 4 de marzo un tribunal de Roma decidirá si se enjuicia al ex dictador Massera, tras recibir un nuevo estudio que certifica que está en "plenas facultades" para afrontar el proceso.