Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trinidad Jiménez alerta de que la reforma de la ley supone "una regresión insoportable"

La secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, ha criticado la reforma de la Ley del Aborto del Gobierno y ha alertado de que esto supone "una vuelta al pasado, una regresión insoportable" y ha pedido al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que "opine de lo que es de su competencia".
"Lo digo desde el punto de vista de una mujer a la cual le interesa sobre todo que haya una capacidad y una libertad de elección por parte de las mujeres sobre determinadas circunstancias que van a prevalecer toda su vida", ha aseverado en declaraciones a Onda cero, recogidas por Europa Press.
Asimismo, ha criticado que Gallardón diga que "quiere dar libertad a las mujeres y fortalecer su papel, haciendo insinuaciones permanentes a que solo se es mujer si se es madre". "Me parece intolerable", ha lamentado, para añadir que la reforma planteada supone "dar marcha atrás y una vuelta al pasado".
"Me gustaría ver a Gallardón, en vez de opinando tanto sobre el aborto y la mujer, opinando sobre algo que es de su competencia, como la polémica sobre el traslado de presos de ETA, sobre la posible excarcelación por enfermedad (de Bolinaga). De esto el señor Gallardón no habla y me resulta bastante sorprendente", ha afirmado.
APOYO A LOS MÉDICOS QUE ATIENDAN A IRREGULARES
Sobre la aprobación del Real Decreto que regula la exclusión de inmigrantes irregulares del SNS, y que entrará en vigor el uno de septiembre, Jiménez ha advertido de que "lo que no se puede hacer es pasar de un sistema universal a un sistema de aseguramiento".
En su opinión, es una "injusticia" que los inmigrantes en situación irregular se queden fuera de la cobertura sanitaria. "Me parece tremendo que unas personas que puedan necesitar una ayuda médica, que en nuestro país está garantizada en este momento, se les niegue. Esto puede provocar un problema de salud pública con carácter general", ha apostillado.
Por ello, se ha alineado a favor de la intención de objetar a este decreto que han anunciado las sociedades médicas y las organizaciones. Sin embargo, cree que no habría que haber llegado a esta situación porque "el Gobierno tiene que garantizar que en determinados casos realmente se pueda atender a estas personas".
También se ha mostrado preocupada por la situación que van a vivir los servicios de urgencias, ya que "se van a saturar porque todo el mundo acudirá" a ellas. Por ello, ha aplaudido la posición de las comunidades autónomas que se han revelado ante la reforma elaborada por el Ejecutivo, porque "ven que es de una enorme injusticia que le va a generar un problema ético a los profesionales".
La exministra de Sanidad ha insistido en que hay que hacer ajustes como los que realizó el PSOE en la anterior Legislatura, reduciendo el gasto farmacéutico, pero "lo que no se puede decir es: usted pague una cuota, como si fuéramos un sistema de seguro privado". Además, ha avisado de que el ahorro va a ser "relativamente poco" porque son muy pocos y, normalmente, son personas jóvenes.
LA REFORMA DE LA LEY DE DEPENDENCIA, "UN DRAMA"
En cuanto a la reforma de la Ley para la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, Jiménez ha señalado que es "un drama" y que va a ser "realmente difícil" que se vaya a mantener la norma porque el Ejecutivo "ha eliminado todas las subvenciones y también los convenio que existían en las comunidades autónomas y entidades locales que también prestaban servicios como al ayuda a domicilio".
"Hay muchas personas que no se van a poder valer por sí mismas y nos piden que seamos de nuevo las mujeres las que nos hagamos cargo de nuestras personas dependientes, de nuevo a nuestras casas, de nuevo las cargas familiares... Hay que mantener la capacidad de respuesta del Estado", ha aseverado, para añadir que "no era mucho" lo que se dedicaba a financiar la norma.