Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al ritmo actual, la UE "tardará 333 años" en reubicar a los refugiados por "falta de voluntad", según Gil Arias

El que fuese director adjunto de la Agencia Europea para la Frontera Exterior (FRONTEX) durante los últimos diez años y hasta el pasado 31 de diciembre, Gil Arias Fernández, critica que al ritmo actual la Unión Europea "tardará 333 años" en reubicar a los 160.000 refugiados llegados a Grecia e Italia que se comprometió a realojar en 2015 y 2016, y es "por falta de voluntad política".
"La decisión de la reubicación de 160.000 plazas se adoptó en mayo y era para llevar a cabo entre 2015 y 2016. Hasta finales del año pasado la cifra es de 272. Esto significa haciendo un cálculo muy simple que para llevar a cabo la reubicación de los 160.000 refugiados tal como se ha acordado, se tardarían 333 años y esto no es debido a la pesada burocracia europea, esto es por la voluntad de los estados miembros, que hasta finales del año pasado pusieron a disposición 2.300 plazas", ha señalado.
Gil Arias se expresaba así en la Jornada 'Refugiados Nuevos Retos, Nuevas Políticas' organizada por la Universidad de Comillas y el Servicio Jesuíta a Migrantes España, en la que han participado el director general de Servicios Sociales e Integración de la Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, Pablo Gómez Tavira; el director de la Comisión Episcopal de Migraciones de la CEE, José Luis Pinilla; la jurista del SJM Cristina Manzanedo y la profesora del IUEM Cristina Gortázar, entre otros.
En opinión de este experto que en la actualidad asesora al Comisario General de Extranjería y Fronteras, si bien es cierto que "el proceso de toma de decisiones sea extremadamente lento" en la Unión Europea, "no es solamente que la burocracia sea muy pesada, es que lo que se necesita es la voluntad de los Estados miembros de llevar a cabo la reubicación".
Con datos actualizados a 19 de enero, 17 de los 28 Estados miembros han ofrecido plazas de acogida para esos refugiados a reasentar y del resto, en palabras de Arias "no hay ninguna noticia". Entre todos, ofrecen 4.237 vacantes de las 160.000 que hacen falta y han conseguido la reubicación de 331 personas, 249 procedentes de Italia, donde 39.600 refugiados esperan nuevo destino. De Grecia, donde hay pendientes 66.400, han salido 82.
"Las circunstancias que se dan en Grecia son de tormenta perfecta para que la situación sea tan caótica. Primero, las llegadas masivas. Segundo, la incapacidad de las autoridades griegas tanto en lo logístico y lo administrativo e incluso para gestionar las ofertas de ayuda. Frontex está ofreciendo contenedores para utilizarlos como oficinas y no son capaces las autoridades locales de las islas griegas de ofrecer sitios donde instalarlos", ha señalado Gil Arias.
LO MÁS CRÍTICO, SIN CUMPLIR TRAS 4 MESES
En esta línea, la profesora del Instituto Universitario de Estudios sobre Migraciones de Comillas ha cuestionado la solidaridad de los Estados miembros ante una serie de compromisos que se suponía que eran urgentes y debían llevarse a cabo en un plazo de seis meses que vence en marzo y en el que no sólo no se ha avanzado notablemente en la reubicación, sino que "se ha puesto menos de la cuarta parte del dinero que pidió la Comisión" y "muchos menos medios" de los comprometidos.
"Las medidas más críticas eran crear los puntos de identificación (hotspots) en Grecia e Italia y avituallarlos para que tuvieran todas sus funciones, pero la mayoría no funcionan. Otra era la creación de plazas y la reubicación de refugiados y son 331. Es que se piden dotaciones y los países no se las dan. No puedo tener fe en los Estados miembros, incluida España", ha señalado.
En cuanto al caso de España, que ha ofrecido a la Unión Europea exclusivamente 50 plazas en el marco de un proyecto piloto, el ex director de FRONTEX ha recordado que "Alemania por sí sola recibe la mitad de todas las solicitudes de asilo que se producen en la UE" aunque en términos relativos, "el primero es Suecia", que "acoge tres veces más que Alemania, 69 veces más que España y 194 veces más que Portugal".
Para Cristina Manzanedo, hay cuestiones que el Estado tendría que adoptar ya, en el marco de sus competencias sobre asilo y protección internacional y más allá de las cuotas europeas, tanto para proteger a los refugiados que ya están aquí como para abrir vías legales y seguras de acceso al procedimiento, desde facilitar que cualquiera pueda pedir asilo en las fronteras con Marruecos hasta promover visados humanitarios o para estudiar en España. "El cuánto se puede acoger no es una cuestión técnica, es una cuestión de voluntad", ha zanjado.