Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE aplaza por tercera vez la decisión para renovar la autorización del glifosato

La Unión Europea ha aplazado, por tercera vez este año, la decisión para determinar si renueva o no la autorización del glifosato, un compuesto químico utilizado en muchos herbicidas, después de que la reunión de expertos de los Veintiocho finalizase sin una mayoría cualificada a favor de la última propuesta de la Comisión Europea.
En esta ocasión, el Comité Permanente de Animales, Alimentos y Plantas (PAFF) debatía la posibilidad de prolongar la licencia actual de este compuesto químico, que expira el 30 de junio, hasta finales de 2017, a la espera de una nueva opinión sobre su toxicidad por parte de la Agencia Europea de Productos Químicos (ECHA).
En el encuentro, muchos de los países han optado por abstenerse, según han informado fuentes comunitarias, por lo que no ha sido posible alcanzar una mayoría cualificada 25 días antes de que caduque la licencia actual. Es la tercera vez que esto ocurre, tras las reuniones de marzo y mayo sobre la misma cuestión.
"No hubo una mayoría cualificada esta mañana, es verdad, y ahora tenemos que analizar y ver los próximos pasos, pero las responsabilidades en esta materia están claras", ha confirmado el portavoz de la Comisión Europea, Alexander Winterstein, quien ha asegurado que el comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, informará este martes al Colegio de Comisario sobre este asunto.
Además, Winterstein ha instado a los socios comunitarios a "asumir sus responsabilidades" y a "no esconderse detrás de la Comisión". El proceso de autorización a nivel de expertos que se aplica en esta cuestión otorga a Bruselas la posibilidad de tomar una decisión al respecto de forma unilateral aunque no exista una mayoría de países a favor, algo que el Ejecutivo comunitario quiere evitar, según las fuentes.
El próximo paso a seguir podría ser la convocatoria de un Comité de Apelación, donde también están representados todos los Estados miembros a un nivel superior de representación, aunque Bruselas no ha confirmado una fecha para esta reunión y ha remitido a la discusión de este martes en el Colegio de comisarios.
La renovación de la autorización en la UE de este principio activo ha levantado una importante polémica y la oposición de la mayor parte de las organizaciones ecologistas, una vez que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la OMS, determinó que puede ser cancerígeno para seres humanos.
Por el contrario, un informe de la Reunión Conjunta FAO/OMS sobre residuos de plaguicidas (JMPR por sus siglas en inglés) concluyó que es "improbable" que este compuesto suponga un riesgo de cáncer para humanos a través de la exposición a la dieta, una postura que también comparte la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).