Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UNICEF denuncia que los huidos de Bentiu (Sudán del Sur) sólo reciben un litro de agua al día

Decenas de miles de personas huidas la semana pasada de la localidad de Bentiu, donde cientos de civiles perdieron la vida a manos de rebeldes, reciben ahora apenas un litro de agua potable al día en la masificada base de la ONU donde se encuentran refugiados.
Así lo ha denunciado este martes en un comunicado el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que ha cifrado en 10.000 el número de personas llegadas la semana pasada a la base. Actualmente, estas instalaciones acogen a unas 23.000 personas.
El representante de UNICEF para Sudán del Sur, Jonathan Veitch, ha lamentado que quienes lograron sobrevivir a la "terrible violencia" se enfrentan ahora "al riesgo de poder contraer alguna enfermedad mortal transmitida por el agua". Veitch ha alertado especialmente de la situación de los niños, toda vez que "han sufrido una violencia indescriptible y no deben seguir sufriendo en lugares que deberían dar seguridad".
Varios camiones llevan cada día agua potable al campamento, pero deben transitar por zonas poco seguras y pueden quedar atrapados por el mal estado de la carretera. Las lluvias, además, han dañado parte de las letrinas de la base y ahora sólo queda una para 350 personas.
UNICEF ha comenzado a construir nuevos pozos y a colocar letrinas, pero la falta de fondos y la inseguridad complican estas tareas. Por este motivo, ha pedido a las autoridades que garanticen el acceso seguro de los trabajadores humanitarios y que mantengan a los niños al margen del actual conflicto.