Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD urge al Gobierno a cambiar la ley para que las familias monoparentales con dos hijos sean 'familia numerosa'

UPyD ha registrado una proposición no de ley en el Congreso por la que insta al Gobierno a cambiar la ley para que las familias monoparentales con dos hijos a cargo o aquellas donde uno de los cónyuges tenga discapacidad y dos hijos también a cargo sean consideradas como 'familia numerosa', una reforma legislativa pendiente desde hace "seis años". En la actualidad se considera 'familia numerosa' cuando hay tres hijos a cargo de los progenitores.
Se trata de una iniciativa registrada por la portavoz de UPyD en el Congreso, Rosa Díez, que ha sido recogida por Europa Press, para su debate en la Comisión de Igualdad de la Cámara Baja.
Según señala, como "tímido primer paso" se propuso incluir a la familia monoparental con dos hijos en la consideración de familia numerosa hace casi seis años, desde la Ley de 2007 de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2008, pero critica que desde entonces se ha incumplido a lo largo del recorrido legislativo que así lo permitía.
Fue en 2007 cuando la Ley de PGE para 2008 establecía que "el Gobierno llevará a cabo las oportunas modificaciones legales para que las familias monoparentales con dos hijos a cargo tengan la consideración de familia numerosa".
Un año después, según comenta, dado que no se había cumplido la ley, se aprobó dentro de la Ley sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2009, la disposición sexagésima cuarta que instaba a su cumplimiento. El Ejecutivo disponía de un mes desde la entrada en vigor de la normativa para su cumplimiento.
INCUMPLIMIENTO LEGISLATIVO
Pasados dos años desde el primer mandato y un año desde que el segundo mandato fijaba el plazo de un mes al Gobierno para reformar la ley, hubo de aprobarse nuevamente otra disposición en la Ley de 2009 de Presupuestos Generales del Estado para el año 2010, que volvía a instar al Gobierno, incluyendo en el texto a las familias con un cónyuge discapacitado y dos hijos a cargo.
En la Ley de 2012 de Presupuestos Generales del Estado para el año 2013 se incluyó una disposición final que modificaba la Ley de 2003 de Protección a las Familias Numerosas, pero no reformaba el artículo para incluir a las familias monoparentales con dos hijos a cargo, ni a las familias con un cónyuge discapacitado y dos hijos a cargo.
"No resulta de recibo que haya habido un incumplimiento legislativo de casi seis años a la hora de poner en vigor una medida de apoyo tan básica", denuncia UPyD.
Es más, sostiene que, a pesar del cada vez mayor reconocimiento por parte de la sociedad de los distintos tipos de familia, del acuerdo social común de que los menores, especialmente quienes puedan verse en situaciones más desfavorecidas, deben contar con mayores medidas de apoyo en su infancia, del apoyo constitucional a la hora de corregir los desequilibrios y desigualdades sociales.
Por todo ello, insta al Gobierno a que, en el plazo de tres meses, dé cumplimiento a la Ley de Presupuestos de 2007, 2008, y la de 2009, modificando para ello la Ley de Protección a las Familias Numerosas, con el objeto de que las familias monoparentales con dos hijos a cargo, así como las familias con un cónyuge discapacitado y dos hijos a cargo, tengan la consideración de familia numerosa.
AUMENTO DE FAMILIAS MONOPARENTALES
Según argumenta, en las sociedades modernas uno de los mayores cambios en la familia lo constituye el aumento de familias monoparentales, en su mayoría tuteladas por una mujer, pero también por un hombre.
Igualmente, apunta a que las estadísticas de la UE relativas a los ingresos y a las condiciones de vida muestran que los menores que crecen en familias monoparentales "no pueden generalmente acceder a los mismos recursos, ni tener igual grado de bienestar que los niños de familias biparentales, incrementándose el riesgo de pobreza".
Además, advierte de que las familias monoparentales encuentran "mayores dificultades" en formar y mantener hogares autónomos, teniendo la madre o padre mayores dificultades para encontrar un empleo y para conciliar la vida laboral y familiar cuando lo tienen.
"La falta de tiempo del progenitor para conciliar influye muy negativamente en la crianza y educación de los menores. Por otro lado, el nuevo desplome de la natalidad en nuestro país hace que estos temas adquieran una dimensión política de primer orden, al estar relacionados con variables económicas y sociológicas esenciales", defiende la formación magenta.