Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD pide al consejero de Sanidad que explique el concierto sanitario con el Policlínico Valvanera

UPyD La Rioja ha cuestionado "la idoneidad y rentabilidad de establecer un concierto con el Policlínico Valvanera para la prestación de atención socio-sanitaria en Logroño a pacientes del sistema sanitario público de La Rioja".
Este concierto, como dice la formación en un comunicado, "se ha negociado recientemente, con Viamed como siempre, y se ha publicado en el BOR el pasado 13 de agosto".
En este caso concreto, desde UPyD La Rioja piden que "el consejero de Sanidad se pronuncie sobre porqué es preferible establecer este convenio cuando en Logroño existe el Hospital de La Rioja completamente infrautilizado y desaprovechado para la sanidad pública".
"Porque el Hospital La Rioja, como bien sabe el señor Consejero, dispone de las instalaciones y los medios materiales para desempeñar las funciones que se le exigen al Policlínico Valvanera con este concierto", añaden.
En sus palabras, "lo único que le falta al Hospital de La Rioja es dotarlo de más medios humanos, cosa que con los más de 44 millones de euros que el Gobierno de La Rioja quiere pagarle a Viamed (44.271.609,88) se podría lograr de forma satisfactoria".
Consideran que "de esta forma todos ganamos: se contratan nuevos puestos de trabajo de calidad, se reduce el paro y se prestan a los ciudadanos los servicios que están pagando desde una entidad pública".
UPyD La Rioja dice que "siempre ha explicado que no se opone a la colaboración entre la administración pública y las empresas privadas allí donde sea necesario, siempre y cuando se haga con la transparencia que suele faltarle a la administración de la Sanidad en La Rioja".
"Y siempre y cuando la propia administración carezca de la posibilidad de prestar ese mismo servicio de forma satisfactoria tanto para los ciudadanos como para la gestión del dinero público. En este caso, una vez más, el Gobierno del PP escoge la peor de las posibilidades. Prefiere llegar a un acuerdo con una empresa privada y dejar languidecer un Hospital público, quizá con la intención de cerrarlo en el futuro", concluyen.