Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rector de la UZ justifica cancelar la apertura de curso, con el Príncipe y Wert, por la "certidumbre" de alteraciones

El rector de la Universidad de Zaragoza (UZ), Manuel López, ha indicado que ha tomado la decisión de suspender el acto de apertura del curso 2013-2014, que se iba a celebrar este lunes, 23 de septiembre, ante la "certidumbre" de que se iban a producir "alteraciones".
En una rueda de prensa este jueves en el Edificio Paraninfo de la Universidad, ha sostenido que se ha tomado la elección, no por manifestaciones fuera del recinto en el que se iba a realizar, sino por la "certeza" de que iba a ver "alteraciones" dentro, donde la UZ tiene "la responsabilidad" de que todo marche "con normalidad, según las normas y criterios del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte".
Manuel López ha lamentado la suspensión, al tiempo que ha asegurado de que se trata una noticia "muy triste". La apertura se iba a realizar este lunes e iba a contar con la presencia del ministro del ramo, José Ignacio Wert, y de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias, entre otras autoridades.
El rector ha confirmado que la intención de realizar en la Universidad de Zaragoza la apertura oficial del curso nacional le fue comunicada antes de verano, y ha explicado que desconoce si este acto se trasladará a otra universidad española.
"La Universidad de Zaragoza tenía que hacerse responsable del buen funcionamiento del acto. A lo largo de los últimos días he ido elaborando la certidumbre de que algunas alteraciones dentro del acto podrían repercutir en la marcha normal del mismo", ha especificado el rector.
Asimismo, ha concretado que no podía asegurar que estas alteraciones no desencadenasen en incidentes "de mayor gravedad", por lo que este miércoles por la noche ha hablado con el Ministerio y le ha trasladado su idea de suspender el evento, una decisión se ha aceptado y entendido.
CONSECUENCIAS
"Tomo la medida como responsable porque entiendo que debo tomarla, con elementos que conozco y no por suposiciones, pero lamento las consecuencias que se derivan de ella; la propia suspensión y el esfuerzo que ha realizado el personal y los asistentes" en que se celebrase el evento, ha subrayado el rector de la UZ.
Respecto a las personas que podrían alterar el funcionamiento del evento, Manuel López no ha querido dar nombres, pero las actuaciones se iban a producir por parte de invitados a la apertura del curso.
Esta determinación, el rector se la ha traslado al Gobierno de Aragón este mismo jueves. Además, ha informado de que la UZ no va a celebrar ningún acto de apertura del curso después de que se haya suspendido el nacional que se iba a celebrar en la capital aragonesa, dado que "no sería oportuno".
"Espero que se entienda la decisión", ha manifestado Manuel López, quien ha aseverado que ha tomado esta decisión pensando también en la imagen de la Universidad de Zaragoza.