Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unión de la Policía Municipal, sobre Aguirre: "Tenía que haber aguantado un poco más y no habría pasado nada"

La Unión de Policía Municipal (UPM) considera, respecto a lo ocurrido ayer con la expresidenta del Gobierno regional, que Esperanza Aguirre "tenía que haber actuado con más tranquilidad, tenía que haber aguantado un poco más y no habría pasado nada".
En un comunicado, el sindicato policial han señalado que lo sucedido quedará al final "en una anécdota", por lo que han pedido a la presidenta del PP de Madrid que "razone los hechos porque se dará cuenta que la cosa no era para tanto".
La UPM ha mostrado su preocupación por el comportamiento de Aguirre "primero como representante de una idea política, a la que daña y desvirtúa con su actitud; y segundo como persona pública, toda vez que enarbola un compromiso ético y social que no ha respetado".
"No vale con decir 'soy', es necesario demostrarlo, porque si no de nada vale que se asuma un rol personal, vital o político determinado si no eres consecuente con aquello que postulas, si no te comportas como exiges que se comporten los demás, si no asumes y te asumes, si no eres y te comportas como lo que se espera de ti. Entonces, lo que tú eres o dices que eres es mentira y lo que es peor en su caso, señora Aguirre, hace que aquello que usted representa, como persona y como político, carezca de credibilidad y por lo tanto de humanidad", le aconsejan.
"SOBERBIA, DESPRECIO Y PREPOTENCIA ABSOLUTA"
La Unión de la Policía Municipal recuerda que Aguirre es "una persona con una experiencia vital y política extensa y prolongada" y ha vivido "situaciones mucho más peligrosas y complicadas que las de la tarde de ayer".
Además, aseguran que la expresidenta sólo se "enfrentaba" a dos agentes de movilidad "que se comportaron con tanta corrección y tan educadamente como con cualquier ciudadano, teniendo en cuenta la exquisita y cuidada educación de la que ha (Aguirre) ha disfrutado, teniendo presente todas las prendas sociales, culturales y políticas que la adornan".
Por todo ello, el sindicato policial "sólo puede pensar que si no actuó por miedo, si no actuó por desconocimiento, entonces actuó por pura soberbia, por puro desprecio y con prepotencia absoluta".
UPM se ha mostrado al lado de los agentes de Movilidad implicados en estos hechos. "Por suerte no ha llegado la sangre al río y nadie ha resultado herido con motivo de su huida, salvo el orgullo profesional y el respeto que todo trabajador se merece y en este caso más, ya que se trata de trabajadores públicos despreciados por una persona con un pasado y presente público y político importante", han añadido.
"Si bien, como decimos, puede parecer una cuestión de orden menor, es en nuestra opinión muy importante lo sucedido, ya que demuestra la verdadera catadura moral de quien debería no sólo ser la persona que dice que es si no también parecerlo, como dijo el otro", ha concluido la organización sindical.
EJEMPLARIDAD
Por su parte, la Sección Sindical de Madrid del Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM), también han mostrado su apoyo a los agentes de movilidad que multaron ayer a la líder regional.
"La Ley está hecha para todos, y lo mínimo que se puede exigir de una persona pública y conocida es que con su comportamiento de ejemplo al resto de los ciudadanos y claramente este no ha sido el caso. Los agentes de la autoridad deben ser respetados cuando actúan en el ejercicio de sus funciones", han señalado en un comunicado.