Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las Urgencias del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz obtienen la máxima acreditación de calidad

El Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid ha obtenido el sello específico de la Fundación Ad Qualitatem, un distintivo por el que se reconocen los "más elevados y exigentes estándares" de calidad asistencial en la citada especialidad. Además, han obtenido el mismo reconocimiento las Urgencias de los Hospitales Universitarios Rey Juan Carlos de Móstoles e Infanta Elena de Valdemoro.
Estos sellos de calidad fueron entregados por el presidente de la Fundación Ad Qualitatem, Alfredo Milazzo, y su secretario general técnico, Joaquín Estévez, a los responsables de Urgencias de los centros, los doctores Antonio Blanco, del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz; Belén Rodríguez, del Hospital Universitario Rey Juan Carlos; y Jorge Naveda, del Hospital Universitario Infanta Elena.
Asimismo, en el acto también han estado presentes los directores gerentes del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, Juan Antonio Álvaro de la Parra; y del Hospital Universitario Rey Juan Carlos, Ricardo Trujillo; así como la directora médica del Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro, Marta Sánchez Menam.
Para obtener el sello de calidad, las Urgencias de los tres hospitales han tenido que superar un proceso de auditoría en dos fases basado en la evaluación de 450 estándares de calidad, previamente establecidos según un conjunto de nueve de criterios que vienen definidos en el Modelo Europeo de Gestión de la Calidad (EFQM), y que abarcan distintas áreas relacionadas con la actividad asistencial como resultados por procesos o recursos humanos.
Asimismo, una vez concedido el sello, los centros deben someterse a auditorías anuales para mantener la acreditación en los tres años de vigencia del certificado concedido por Ad Qualitatem.