Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valdecilla reforzará la formación de los profesionales del equipo de intervención directa

Valdecilla reforzará la formación de los integrantes del equipo de intervención directa designado en el centro ante posibles casos de ébola con entrenamientos prácticos en su 'hospital virtual' y les ofrecerá asistencia psicológica para vencer "la tensión" y los "miedos".
Así lo ha anunciado este jueves el gerente del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, César Pascual, tras reunirse, por la tarde, con 22 de las 36 profesiones de enfermería y auxiliares que forman parte del equipo de intervención directa del hospital.
La formación en el hospital virtual comenzará la próxima semana, el mismo lunes, y durará tres días. Participarán todos los miembros del equipo de intervención directa del hospital.
Participarán en él incluso aquellos profesionales que ya han intervenido en el caso de la joven que ingresó el pasado viernes en Valdecilla ante la sospecha de un posible ébola y que fue dada de alta el lunes tras confirmarse que la segunda prueba para detectar el virus volvió a dar negativo.
Por otra parte, y ya dirigido a un abanico de profesionales más amplio, el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales impartirá un curso más teórico que el del 'Hospital Virtual' "para aclarar conceptos" relacionados con el ébola o con los recursos que hay disponibles antes estos casos, como, entre otros, los trajes.
Por otra parte, y a preguntas de los medios de comunicación tras la reunión, Pascual ha considerado "razonables" los miedos y la inquietud del personal.
Sin embargo, ha reconocido que, "quizás", "no le han gustado" las "maneras" de los integrantes del equipo de intervención directa y ha censurado que hayan podido dejar "entrever" que se les había advertido de posibles "represalias" contra aquellos que no atiendan casos sospechosos de ébola, las cuales ha negado.
En este sentido, ha asegurado que en la reunión estos integrantes del equipo le han reconocido que nadie les había dicho que iba a haber represalias y que habían hecho una "interpretación" cuando se les recordó que eran profesionales y que tenían que atender a la gente.
El gerente de Valdecilla ha asegurado que no ha habido nadie que se haya negado a atender y cree que no se van a negar.
Por otra parte, ante las quejas de los profesionales sobre la elección no voluntaria de los integrantes de este equipo, Pascual ha defendido que ésta se ha realizado por "criterios técnicos" ya que el "hospital no podía permitirse el lujo de no tener un equipo de intervención ya".
Si ha señalado que, si la alerta sanitaria sigue, "probablemente" se irán generando "otro tipo de dinámicas", con otro personal, ir formando a más voluntarios y de otra manera. En este sentido, los profesionales le han reclamado que este proceso para hacerlo sea "un poco más rápido" y el hospital les ha pedido "tiempo" para estudiarlo.
Por otra parte, Pascual ha señalado que los profesionales van a contar con un 'check list' con los pasos a dar en el protocolo de uso de los trajes.
Este mismo jueves, por la mañana, la vicepresidenta y consejera de Sanidad del Gobierno de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha asegurado que "no va a escatimar ni esfuerzo, ni recursos, ni medios materiales hasta que todos los profesionales se sientan informados, formados y seguros" frente al ébola, "mejorando lo que haya que mejorar".
Durante la reunión de la Mesa Sectorial de Personal de Instituciones Sanitarios, la consejera ha informado a los sindicatos UGT, CCOO, CSIF, SATSE y ATI sobre los medios humanos y materiales de protección frente al virus ébola de los que dispone la comunidad autónoma.
Sáenz de Buruaga, como posteriormente Pascual, señaló que entendía la "lógica inquietud" de este personal y la situación de "estrés", a la que es -dice- "extraordinariamente sensible", pero también subrayó que las garantías de seguridad son "máximas".
En este sentido, señala que tanto la formación que han recibido, como los equipos de protección individual de los que disponen han sido decididos en base a criterios técnicos y a la evidencia científica, con el visto bueno y la supervisión de los responsables de prevención de riesgos laborales y medicina preventiva de los centros y los técnicos de la Comisión de Seguimiento.