Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Del Valle dice no recordar que abusara de una menor de cuatro años en Sevilla

La llegada de Santiago del Valle a los Juzgados. Vídeo:Informativos Telecincotelecinco.es
Una vez concluido el juicio, celebrado en el juzgado de lo Penal número 5 de Sevilla, el letrado de la defensa, Francisco Salas, ha explicado a los periodistas que Del Valle ha reconocido que aquel día de diciembre vio a la niña, aunque ha insistido en destacar que no recuerda los tocamientos. "Si realmente lo hizo está arrepentido", ha agregado el abogado sobre las afirmaciones del acusado. 
Salas ha asegurado también que el informe pericial dice que Santiago del Valle "es consciente del mal que puede llegar a cometer" y habla de que el inculpado padece una "parafilia de tipo pedófilo", ya que "tiene fantasías sexuales y atracción por niñas de siete u ocho años".
Por su parte, la letrada de la acusación particular, Pilar Sepúlveda, ha asegurado que la "memoria selectiva" de Del Valle "es más una manipulación que una pérdida real de memoria".
Los hechos que hoy han sido juzgados ocurrieron en el mes de diciembre del año 2006, cuando el acusado supuestamente abusó de una niña de cuatro años en Sevilla. En aquella tarde una vecina de un patio comunitario de la barriada de La Oliva observó cómo una menor era objeto de tocamientos por parte del acusado, quien manifestó, antes de salir corriendo al ser descubierto, que era el tío de la pequeña.
El Ministerio Público imputa a Santiago del Valle un delito de abusos sexuales en el que no aprecia ninguna circunstancia atenuante pero sí la agravante de reincidencia. Por ello, pide la pena máxima de tres años y una indemnización de 10.000 euros para la víctima.
El presunto asesino de Mari Luz, que se encuentra en la prisión granadina de Albolote, ya ha sido condenado por dos juzgados sevillanos a cuatro años y nueve meses de prisión por abusos sexuales a su hija de cinco años y a otra niña de nueve años. EPF