Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Vaticano publicará la exhortación apostólica del Papa sobre la familia el próximo 8 de abril

El Vaticano presentará la Exhortación Apostólica post-sinodal del Papa Francisco, titulada 'Amoris laetitia' ('La alegría del amor'), que sintetizará su visión sobre cómo el catolicismo debe hacer frente a las amenazas que afligen la institución familiar en el mundo actual, el próximo 8 de abril a las 11.30 horas en el Aula Juan Pablo II de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.
En la presentación del texto pontificio sobre el amor en familia intervendrán el secretario general del Sínodo de los Obispos, cardenal Lorenzo Baldisseri; el arzobispo de Wien, cardenal Christoph Schönborn; un matrimonio italiano formado por Francesco Miano, Docente de Filosofía Moral en la Universidad de Estudios de Roma Tor Vergata y Giuseppina De Simone in Miano, docente de Filosofía en la Facultad Teológica de Italia Meridional de Nápoles.
Según medios italianos, Papa firmó el documento el pasado 19 de marzo, coincidiendo con la festividad de San José. El texto será el resultado de los dos últimos Sínodos sobre la Familia en los que algunos padres sinodales pidieron una apertura de la Iglesia católica a los divorciados para que pudiera acceder al sacramento de la eucaristía. Según señalan los expertos en Vaticano, el texto no cambiará la doctrina de la Iglesia católica pero tratará de conciliar posturas.
También es previsible que el documento señale la necesidad de reforzar la catequesis pre-matrimonial así como la estipulación de un curso que acompañe a los esposos durante el camino del matrimonio. Una propuesta que fue reivindicada por la mayor parte de padres sinodales.
El Papa introdujo el año pasado un cambio en los procesos de nulidad matrimonial que los hizo los hizo más rápidos, eficientes y gratuitos y que otorgó más capacidad de decisión a los obispos. Esta medida fue implementada en coherencia con el desarrollo de un sistema cada más descentralizado en la Iglesia católica que el pontífice encargó al grupo de nueve cardenales conocido como C9 que se encarga de la reforma de la Santa Sede.