Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Vaticano elogia la "gran valentía" del sacerdote jesuita holandés asesinado en Siria

El jefe de prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, ha lamentado el asesinato del sacerdote jesuita holandés perpetrado por hombres armados no identificados este lunes en la asediada ciudad siria de Homs.
En un comunicado de prensa publicado por Radio Vaticano, Lombardi ha puesto de manifiesto que ha muerto "un hombre de paz" y ha elogiado su "gran valentía" por querer "permanecer fiel al pueblo sirio en una situación extremadamente de riesgo y difícil". Además ha subrayado que Frans van der Lugt, de 75 años, "había dedicado desde hace mucho tiempo" su vida a Siria.
"Donde muere el pueblo, mueren con él también sus fieles pastores", ha lamentado Lombardi al tiempo que ha manifestado "el orgullo" y "la gratitud" hacia quien ha estado del lado de "los que más sufren" siendo "testimonio del amor de Jesús hasta el final".
Frans van der Lugt, de 75 años, vivía en Siria desde principios de 1970. Hombres armados se lo han llevado de su vivienda esta mañana y le han descerrajado dos disparos en la cabeza, ha informado el diario holandés 'Volkskrant', citando al superior de la orden de los jesuitas en Países Bajos.
Van der Lugt advirtió este año del sufrimiento de la población de Homs, en el centro de Siria, en un vídeo, asegurando que sus habitantes vivían en la miseria y morían de hambre. "Es imposible que suframos y el mundo no haga nada", había afirmado, hablando en árabe.
Los cristianos constituían alrededor del 10 por ciento de la población de Siria antes del inicio de la guerra civil en marzo de 2011. La minoría tradicionalmente apoyaba al presidente Bashar al Assad por protegerles y ha sido atacada por sus detractores por ese motivo.