Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Veterinarios abolicionistas tiene "serias dudas" de que las nuevas condiciones eviten sufrimiento al Toro de la Vega

La Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal (AVATMA) cuestionan las condiciones en que se celebrará el próximo torneo del Toro de la Vega (Valladolid) y tienen "serias dudas" de que el cambio de normativa vaya a evitar sufrimiento al astado.
En un comunicado, tras el Decreto de la Junta de Castilla y León que ha entrado en vigor este viernes, la AVATMA advierte de que el texto no detalla si se permitirá o no usar lanzas y, aunque reconocen que el cambio constituye "un avance", asegura que el festejo seguirá provocando "sufrimiento físico y emocional" al animal.
La medida, aprobada este jueves por el Consejo de Gobierno de la administración castellanoleonesa prohíbe todos los espectáculos populares o tradicionales en los que se de muerte pública a las reses de lidia utilizadas, por lo que aquellos en los que hasta ahora se permitía tendrán que modificar sus reglamentos para adecuarse a la nueva normativa.
En el torneo del Toro de la Vega, que se celebra en septiembre en Tordesillas (Valladolid) los mozos alancean al toro hasta su muerte y finalmente la res es apuntillada. "Nos preguntamos qué acción se va a prohibir realizar públicamente: si alancear al toro, si apuntillarlo, o si se podrá modificar el reglamento del Torneo para permitir herir al animal con lanzas sin darle muerte, y posteriormente conducirle a un lugar en el que se acabe con su vida sin presencia de público", ha planteado el presidente de la organización, José Enrique Zaldívar.
Del mismo modo, aunque el portavoz del ejecutivo regional ha asegurado que no se permitirá el uso de lanzas, AVATMA "sigue albergando cierta incertidumbre" ya que en el texto no se hace referencia a este asunto.
Asimismo, los asociados tienen "serias dudas" de que los vecinos de Tordesillas adaptarán su "sensibilidad a la participación en un encierro convencional a pie y a caballo" ya que así se perderá su calificación de festejo tradicional que "es realmente lo que le ha permitido mantener su crueldad durante tantos años".
En la misma línea, recuerda que además del de Tordesillas, en Castilla y León hay otros doce festejos en los que se mata al animal, como en el Toro de Medinaceli (modalidad de embolado) o de Benavente (modalidad de ensogado), pese a ser excepciones a su reglamento por ser tradicionales, no suponen la muerte pública de los toros utilizados.
Finalmente, Zaldivar insiste en que pese a que reconocen que ahora el Toro de la Vega sufrirá menos, no estará exento de sufrimiento por lo que la asociación seguirá trabajando por la abolición de "todos y cada uno" de los espectáculos taurinos.