Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Víctimas de accidentes piden a los Ayuntamientos que asuman "una mayor responsabilidad" en seguridad vial

El presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA, Francisco Canes, ha pedido a las autoridades locales que asuman "una mayor responsabilidad", tras conocerse que el número de fallecidos en accidentes de tráfico creció un 1 por ciento en 2012 en vías urbanas, hasta alcanzar la cifra de 461 muertos (el 24% del total).
Canes ha subrayado que el año pasado el número de víctimas se redujo de "una manera destacada", "lo que quiere decir que se está haciendo un buen trabajo en materia de seguridad vial". En total, teniendo en cuenta las vías urbanas e interurbana, perdieron la vida, 1.903 personas, la cifra más baja jamás anotada desde que hay estadísticas.
"A pesar de todo, un total de 1.903 personas perdieron la vida en nuestras carreteras en 2012, personas con rostro, familia y una vida por delante que se vio truncada por un siniestro de tráfico", ha subrayado Canes, que ha apuntado que "queda todavía mucho trabajo por hacer".
En cuanto al número de víctimas dentro de núcleos urbanos, el presidente de DIA ha pedido a los Ayuntamientos que adopten "medidas serias" encaminadas a la reducción de su siniestralidad vial, que "pasen por fomentar la educación vial y una mayor vigilancia de la policía local".
Por otro lado, respecto a la polémica surgida entorno al uso del casco para los ciclistas en ciudad, ha recordado que 72 ciclistas perdieron la vida el año pasado y ha opinado que "no se puede dudar de la eficacia de este sistema de seguridad que ayuda, en buena parte de los casos, a reducir las secuelas en caso de un accidente de tráfico, especialmente en ciudad".
Por último, Canes ha mostrado su preocupación de que este descenso se pueda ver interrumpido por el "escaso mantenimiento que se está realizando en las carreteras". "Tenemos miedo de que por el mal estado y el progresivo deterioro de nuestras vías se pueda producir un repunte en la siniestralidad vial después de todos los años de trabajo y lucha", ha indicado Canes, que ha destacado que el argumento de la "responsabilidad de la administración sirve para el descarrilamiento del Alvia y para las carreteras".