Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Violeta Santander, en el punto de mira de la Justicia

Imagen de archivo de Violeta Santander.telecinco.es
De testigo a acusada. Violeta Santandera, novia de Antonio Puerta, quien según la sentencia conocida este viernes fue víctima de malos tratos, va a ser investigada por si en el transcurso del juicio -en el que participó como testigo- cometió falso testimonio. Puerta ha sido condenado a siete meses y quince días de prisión por un delito de maltrato familiar.
Durante el juicio, Violeta Santander desmintió que Antonio Puerta la cogiera del cuello, ni del pelo, ni que la golpeara en el hotel Majadahonda el 2 de agosto de 2008, hechos que el juez ha declarado probados en la sentencia.
 La mujer matizó además que el motivo de que Antonio Puerta la agarrara no fue otro que el de ayudarla pues, "al llevar unos tacones muy altos y padecer de vértigo, existía un riesgo de caída".
El juez ordena, sin embargo, que se depuren las responsabilidades que en virtud de lo dispuesto en el artículo 458 del Código Penal pudiera eventualmente haber incurrido Violeta Santander.
El delito de falso testimonio está tipificado en el Código Penal con uno a tres años de prisión y multa de seis a doce meses.
 Una condena ridícula
El profesor Jesús Neira ha calificado de "ridiculez" la condena de a Antonio Puerta y ha exigido una reforma legislativa "sustantiva" que imponga a los maltratadores "penas de cárcel graves".
En cuanto a Violeta Santander, para la que el juez ha pedido que se abra una investigación por falso testimonio, el profesor Neira ha felicitado a la Justicia por entender que en sus declaraciones "había falsedades como la copa de un pino" y ha recordado que en los últimos meses la novia de Puerta "ha ido mintiendo de plató en plató" y también ante los Tribunales.