Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Viviremos cien años con cuerpos de cincuenta

El objetivo de la investigación es ralentizar el reloj biológico para mejorar la calidad de vida.telecinco.es
Parar el reloj biológico es una posibilidad real, según los científicos de la Universidad de Leeds. Cada año se gastan más de 50 millones de libras en investigaciones para conseguirlo. El método, proporcionar a las personas, a partir de los cincuenta años, tejidos que se autoregeneren e implantes de larga duración.
Nuevas caderas, nuevas rodillas y nuevas válvulas coronarias son los puntos de partida, pero con el tiempo, se prevé que se puedan implantar la mayoría de las partes del cuerpo que se degradan con la edad.
El Instituto de la Universidad de Ingeniería Médica y Biológica de Leeds ya ha realizado un transplante de cadera que debe durar toda la vida, en lugar de 20 años como viene siendo hasta ahora. La prótesis, compuesta por una aleación de cobalto, metal y cerámica, debe soportar facilmente los cien millones de pasos que una persona puede dar desde los 50 hasta los 100 años.
La prótesis ya está siendo mejorada para que pueda durar aún más. El objetivo es lograr que el cuerpo acabe fabricando sus propios tejidos autoregenerables, para evitar el riesgo de rechazo que existe cuando se realizan los transplantes. Hasta ahora, se ha conseguido que válvulas coronarias funcionen perfectamente mediante esta técnica.
Las pruebas realizadas en animales y en 40 pacientes en Brasil han arrojado resultados prometedores. También se ha realizado en pacientes con quemaduras, con efectos más que positivos. El plazo para reemplazar todos los tejidos de los pacientes con esta tecnología será de 30 a 50 años.
También se está trabajando para crear dichos tejidos completamente fuera del cuerpo. En cualquier caso, el objetivo es garantizar que la gente pueda seguir siendo, a partir de los 50, tan activos como lo fueron antes.
JNP