Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vuelve la polémica por las prostitutas a Barcelona

Muchos vecinos tienen hijos pequeños y denuncian que se cruzan en la escalera con las prostitutas y los clientes. La madame vive en el barrio toda la vida y niega las acusaciones. Dice que las quejas de los vecinos son por culpa de algunas prostitutas que son muy violentas y provocan altercados.
Desde hace tres años han denunciado la situación al ayuntamiento, pero de momento no han conseguido nada. Los vecinos temen que estos problemas se multipliquen.
Cúmulo de denuncias
Los vecinos Barcelona están hartos de presenciar la venta y compra de sexo cada noche. La ordenanza cívica municipal se muestra incapaz de frenar la prostitución. Por eso, los vecinos están recogiendo firmas para que se endurezca la ley y expulsen a las prostitutas de las calles. Las opiniones, sin embargo, se dividen, y hay quién piensa que debería legalizarse la profesión.
Marcela Torres, portavoz del colectivo de trabajadoras sexuales "Àmbit Dona", explicó tras la última denuncia de los medios que el aumento de la prostitución en la calle es "consecuencia de la ordenanza de civismo", que entró en vigor hace ahora tres años, y denunció que el "acoso y hostigamiento" al que se ven sometidas las prostitutas "no solucionará el problema". El vicepresidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona, Jordi Giró, se mostró semanas atrás favorable a legalizar la prostitución porque la acción policial "sólo consigue que el problema se traslade de lugar". CGS