Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

WWF recoge firmas para pedir a Fomento y Medio Ambiente el arreglo de carreteras al objeto de evitar atropellos de lince

La asociación conservacionista WWF ha puesto en marcha una plataforma digital de recogida de firmas al objeto de reclamar el apoyo cívico para exigir a los Ministerios de Fomento y de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que arreglen los 'puntos negros' en las carreteras andaluzas para que "ni un solo" lince ibérico más muera atropellado, después de los cinco casos registrados ya en el presente año 2014 en la comunidad.
La organización acompaña con argumentos una carta dirigida a las titulares de ambos departamentos, Ana Pastor e Isabel García Tejerina, consultada por Europa Press y en la que exponen que el último caso del que se tiene noticia, ocurrido a mediados del presente mes de abril en la carretera A-4, en término municipal de Villanueva de la Reina (Jaén), se suma a los 14 linces atropellados a lo largo de 2013, "el año de mayor mortalidad de la década para esta joya de nuestra naturaleza y felino más amenazado en el mundo".
Estas muertes, "que están poniendo en riesgo el futuro de la especie", se han concentrado, explican los ecologistas, en cuatro 'puntos negros' de carreteras de competencia estatal, que "podrían evitarse" aplicando "sencillas" medidas como reparar o mejorar el vallado de las carreteras, instalar señalización o desbrozar los márgenes.
Por ello, y para "frenar esta sangría" y reducir la mortalidad de linces por atropello, solicitan compromiso en la conservación de la especie y aplicar de manera "urgente" las medidas necesarias para corregir estos cuatro 'puntos negros', "donde están muriendo la mayor parte de los linces".
Y es que, según ha razonado WWF, el número de atropellos se ha triplicado en los últimos años hasta convertirse en la mayor amenaza para el futuro de esta especie. "Si no actuamos de forma inmediata, todos los esfuerzos por la recuperación del felino más amenazado del planeta habrán sido en vano", subrayan.
Para la asociación, "lo más escandaloso es que la mayoría de estos atropellos podrían haberse evitado aplicando medidas sencillas". No obstante, "hasta el momento no ha habido reacción alguna y el número de atropellos sigue aumentando de forma exponencial".