Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

WWF y Marine Stewardship Council presentan un proyecto para analizar el impacto de las pesquerías en el Mediterráneo

World Wildlife Fund (WWF) y Marine Stewardship Council (MSC) han presentado este miércoles 17 de febrero el Proyecto Medfish, una iniciativa para mejorar el conocimiento y analizar el impacto de las pesquerías en el Mediterráneo, según informan ambas organizaciones.
El Proyecto Medfish se enfoca inicialmente en España y Francia, pero pretende que otros países se integren en el mismo en un futuro cercano. Con una duración de dos años, el proyecto realizará, por primera vez, el mapeo de 100 pesquerías en los dos países. Tras este mapeo, 14 pesquerías serán pre-evaluadas bajo el estándar MSC para pesquerías sostenibles y se formularán planes de acción para abordar las debilidades e impulsar mejoras en las mismas.
También se elaborarán planes de acción para algunas de las pesquerías que conjuguen la conservación del medio marino y sus recursos, y que aseguren, de esta forma, el modo de vida del sector pesquero en las próximas generaciones.
El proyecto también tiene como objetivo trabajar con la cadena de suministro para aumentar la demanda y desarrollar un mercado de productos del mar provenientes del mar Mediterráneo más sostenible.
Para este proyecto, las oficinas de España y Francia de las dos organizaciones, emplearán auditores independientes para llevar a cabo el análisis. La auditoría utilizará el estándar de MSC para pesquerías sostenibles como herramienta para diagnosticar su sostenibilidad.
Según ha señalado la directora del Programa de MSC para España y Portugal, Laura Rodríguez, "el Proyecto Medfish quiere contribuir a revertir la situación en la que se encuentran las poblaciones de peces en el Mediterráneo, generando un diagnóstico sobre las debilidades y fortalezas de las pesquerías en la región y planes de acción que permitan asegurar que la actividad pesquera se realizará de manera sostenible en el largo plazo". "La pesca sostenible es clave no sólo para preservar los recursos marinos sino también a las comunidades que dependen de la pesca", ha añadido.
Por su parte, el responsable del Programa Marino de WWF España, José Luis García Varas, ha comentado que el Proyecto Medfish contribuirá a "restaurar las pesquerías mediterráneas" a través de la evaluación del estado de estas pesquerías. "Con la participación activa del sector y una gestión basada en información científica y que conserve los ecosistemas marinos mediterráneos, se asegurará el futuro de la actividad de la pesca en el Mediterráneo", ha concluido.
UN 88% DE PESQUERÍAS, SOBREEXPLOTADAS
Tal y como recuerdan ambas organizaciones, el mar Mediterráneo es "un área de elevada biodiversidad", pues da cobijo a entre el 4% y el 18% de todas las especies marinas conocidas, según el informe 'The biodiversity of the Mediterranean Sea: Estimates, patterns, and threats'.
Según las organizaciones, de ella depende "una importante comunidad pesquera". De hecho, entre las 2.760 embarcaciones españolas y las 1.400 embarcaciones francesas, aproximadamente un 70% de la flota española y un 90% de la flota francesa, son de pequeña escala, y alrededor de 8.300 personas en España y 2.300 en Francia dependen de la pesca en Mediterráneo como forma de vida. Tal y como exponen, de acuerdo a los datos científicos, el 88% de las pesquerías evaluadas del Mediterráneo se encuentran sobreexplotadas.