Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

WWF advierte del previsible colapso del atún en el Índico si no se adoptan límites de captura de inmediato

WWF ha advertido del previsible colapso de las poblaciones de atún en el Océano Índico "en un futuro cercano" si la Comisión del Atún del Océano Índico (IOTC) no establece "inmediatamente" el límite de capturas de pescados de esta especie acorde a las recomendaciones del Comité Científico de la IOTC, que sitúan en un 20% la reducción del volumen de capturas necesario para garantizar la sostenibilidad de la especie y de la industria pesquera que depende de ella.
Según la organización, el último informe de dicho comité científico publicado en 2015 pasaba de valorar como "verde" la situación del atún de aleta amarilla a "rojo" y advertía del posible colapso de la población en un plazo de cinco años.
"Los estados miembros deben adoptar, de manera inmediata, medidas para empezar a restaurar las poblaciones de atún aleta amarilla sobre-explotadas", ha advertido el director del programa de atún de WWF, Wetjens Dimmlich. Aún así, el científico se ha mostrado convencido de que "los delegados tienen previsto adoptar estas 'reglas' para el atún aleta amarilla y también para el bonito, el atún patudo y otras especies por las que la IOTC es responsable de evitar amenazas similares en el futuro".
Dimmlich ha señalado el ejemplo de las "pesquerías bien gestionadas" entre las que ha señalado la del arenque en el Mar del Norte por sus "normas de control de captura bien definidas" capaces de generar "respuestas inmediatas" que eviten "medidas más drásticas cuando el daño ya está hecho".
En el caso del atún, asegura que su sostenibilidad es una cuestión que "preocupa" a la industria y a las poblaciones que dependen en mayor grado de la pesca de esta especie. De hecho la organización ha indicado que cerca de 40 compañías internacionales, desde empresas atuneras a supermercados se han sumando a la petición de WWF para limitar de forma inmediata las capturas.
En todo caso, el científico y responsable del programa de atún de la organización ha señalado que, más allá de esta especie, en la que se centrará el foco por la difícil situación que atraviesa, "muchas especies de tiburones y rayas del Océano Índico siguen siendo objeto de niveles insostenibles de mortalidad por pesca junto a importantes vacíos de información sobre las capturas y los datos biológicos".