Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La novela española de finales del siglo XX, Platón y Nietzsche en la primera jornada de la última Selectividad en Madrid

La novela española de 1975 a finales del siglo XX, el teatro de 1939 a finales de siglo, y los planteamientos filosóficos de Platón y Nietzsche han protagonizado la última prueba de Selectividad, que desaparece tras cuarenta años para ser sustituida por una evaluación final de Bachillerato que fija la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).
Muchos nervios e incertidumbre se han palpado este martes en la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), uno de los centros examinadores, mientras que decenas de alumnos alineados en fila esperaban a entrar en el aula para afrontar su primer examen de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), el de Lengua y Literatura.
La primera prueba ha sido el comentario de texto, en el que los alumnos han podido elegir entre dos opciones. La opción A recogía un fragmento de 'Escenas Veraniegas', un artículo de Javier Marías publicado en 'El País Semanal', junto con la pregunta de desarrollo sobre la novela española a finales del siglo XX. La opción B incluía unos párrafos de '¿Para qué sirve realmente la ética?, de Adela Cortina y una cuestión para tratar el teatro de 1939 a finales del siglo XX.
Tras una hora y media, los alumnos han abandonado el aula, muchos de ellos sorprendidos tras las preguntas formuladas en la parte de literatura. "El examen me ha salido regular porque los temas no los tenía muy fijos. Me han sorprendido. Me había estudiado temas más importantes. Pero el resto de las preguntas genial", ha comentado una estudiante.
"Me ha salido regular porque la parte de literatura no me la sabía, pero lo demás bastante bien. Por lo menos un 6 o 6,5 sacaré. Tampoco vengo con muchos nervios porque quiero hacer Filología Clásica y piden muy poca nota de corte", ha dicho otra alumna.
"Es verdad que con los temas de literatura nos hemos quedado muy sorprendidos porque normalmente hasta ahora solían poner un tema desde el siglo XVIII hasta la Guerra Civil y en la otra opción desde la Guerra Civil hasta nuestros días y esta vez han puesto los dos temas posteriores a la guerra. Pero bueno aunque no te sepas autores y obras en el tema del teatro simplemente por tu conocimiento cultural podías hacer algo. Espero aprobar", ha añadido otro de los examinados.
En general, la mayoría de los examinados han salido bastante sorprendidos, aunque "lo llevaban muy bien estudiado". "Me han salido bastante bien ambas partes. Yo he ido tranquilo la gente estaba bastante nerviosa y sobre todo una persona que ha llegado tarde", ha afirmado un joven.
Tras un descanso de 45 minutos comenzaba la segunda prueba. Los nervios iban desapareciendo: "Estoy menos nerviosa. Ya sé lo que es y los nervios casi han desaparecido. Espero hacerlo bien", ha indicado una chica a la entrada de la facultad.
LA CONSTITUCIÓN DE 1931 Y LA TRANSICIÓN
A la prueba de Lengua ha seguido la de Historia de España en la que los alumnos han tenido la opción de elegir entre desarrollar un tema sobre la Constitución de 1931 y el tiempo reformista o sobre el Convenio de Vergara.
El primer tema llevaba aparejado una imagen para comentar sobre las transformaciones económicas en el siglo XX, mientras que en el segundo, los alumnos tenían que responder a varias cuestiones sobre el periodo de la transición a la democracia.
"Me he presentado a historia porque me quedó para mayo y como tuve que recuperar pues lo tenía más reciente. El examen me ha salido mal. Me he presentado a selectividad por tener nota, pero en realidad quiero hace un módulo de mediación comunicativa", ha señalado una estudiante a su salida.
"Me han parecido muy rebuscados los epígrafes. El tema bien pero la ilustración muy mal. No creo que pueda aprobar", ha añadido otra joven. En cambio otros estaban contentos. "Me ha salido muy bien, ha sido fácil. He hecho la opción B y el tema era muy fácil. Espero sacar buena nota", ha subrayado otro joven.
PLATÓN, EL PREFERIDO POR LOS ESTUDIANTES
La tercera prueba era el examen de Historia de la Filosofía. A su entrada, muchos esperaban que Platón estuviese entre las opciones y así ha sido. "El examen súper bien. Yo quería que cayera Platón y ha entrado. Cuando lo he visto casi me levanto a hacer la ola. Los nervios empiezan cuando vas a entrar en la clase y empiezan a decir tu nombre y ahí empiezas un poco a temblar pero luego te dan el examen y nervios fuera", ha asegurado una joven.
En esta tercera prueba los alumnos han podido elegir entre contestar a varias cuestiones sobre Platón o sobre el pensamiento de Nietzsche, pero casi todos se han decantado por el primero. "Estoy muy contento. Quería Platón porque es el más fácil y el que primero estudias. Estoy seguro que aprobaré y con buena nota", ha comentado un alumno. "Me he estudiado todos los filósofos pero Platón era la mejor opción", ha apostillado.
"LA MAYORÍA APROBARÁ"
Respecto a las notas de corte, los profesores que han acompañado a sus alumnos, han señalado que "el problema es la nota, aprobar es fácil". "Los alumnos han venido muy nerviosos y después del primer examen salen más calmados pero algunos siguen muy nerviosos porque se han equivocado. Estoy segura que la mayoría aprobará", ha manifestado una profesora de Física y Química del instituto Emperatriz María de Austria de Carabanchel.
A la espera del último examen de la jornada, que corresponde a Inglés, los jóvenes han coincidido en que "lo peor ya ha pasado". "Para la prueba de inglés vamos sobrados. Llevamos estudiando el idioma desde pequeños y tenemos un gran nivel. Esperemos que salga genial", han finalizado.