Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Xunta veda la pesca en el tramo del río Tea (Pontevedra) afectado por el vertido de sosa caústica

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas ha vedado la pesca en el tramo del río Tea (Pontevedra) afectado por el vertido de unos 3.000 kilos de sosa cáustica, que provocó la muerte de unos 500 kilos de peces en la madrugada del pasado viernes.
Así lo ha comunicado en declaraciones a los medios la conselleira Ethel Vázquez, durante el acto de inauguración de un punto limpio en Nigrán (Pontevedra), donde ha informado de que ya han remitido esta prohibición al Diario Oficial de Galicia para su publicación urgente.
Tal y como ha explicado, hay tres kilómetros de río afectados por el vertido, aunque la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS) ha confirmado que los parámetros del PH del agua "ya tienden a la normalidad", según datos de la Estación de Control de Ponteareas, que "sigue haciendo pruebas puntuales".
Vázquez ha recordado que, cuando el Servizo de Conservación da Natureza recibió la alerta por un vertido tóxico, se desplazaron hasta el lugar cuatro agentes, tres vigilantes, un peón y el jefe del servicio de conservación de la Xunta, que durante el fin de semana recogieron peces muertos --unos 450 kilos-- y analizaron el PH del río.
De esta forma, se están analizando en el laboratorio de la Xunta las muestras recogidas, y, según ha indicado la conselleira, esperan tener resultados esta semana para decidir qué tipo de acciones harán "para recuperar la fauna y flora de la zona".
Asimismo, ha indicado que la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta sigue en "trámites" para la apertura del expediente sancionador a la empresa embotelladora Aguas de Mondariz.