Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Xunta pone en marcha un protocolo común para regular la asistencia a clase de todo el alumnado gallego

El conselleiro explica que el absentismo "afecta a menos de 0,2% de la población escolar en edad de escolarización obligatoria" en Galicia
La Consejería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria ha puesto en marcha, por primera vez, un protocolo común para la prevención y el control del absentismo en los centros escolares con el objetivo de regular la asistencia a clase del alumnado gallego.
En este texto se definen conceptos como el absentismo --alumnos con un número de faltas sin justificar superior al 10% del horario lectivo de un determinado mes--, o el expediente de absentismo --conjunto de documentos que recogen la aplicación del protocolo y que quedarán registran--. También se contempla lo considerado como falta justificada o no justificada de asistencia a clase, con ejemplos de qué y con qué documentos se puede acreditar la ausencia.
El titular de Educación, Jesús Vázquez Abad, ha presentado el protocolo este viernes ante los equipos directivos, docentes y orientadores implicados en el protocolo en un acto en el Museo Pedagóxico de Galicia (Mupega), en el que ha destacado la necesidad de colaboración entre diferentes entidades en la lucha contra el absentismo y el abandono temprano a través de un "procedimiento común" de actuación ante estas situación.
Con todo, ha explicado que, en estos momentos, el absentismo "no supone un problema significativo" en el sistema educativo gallego, ya que "afecta a menos de 0,2 por ciento de la población escolar en edad de escolarización obligatoria". Aún así, ha incidido en la necesidad de llevar a cabo medidas de prevención y en el contacto permanente entre centros educativos y familias o tutores de los estudiantes.
"No en balde, esta Consellería ha puesto en marcha la primera plataforma en línea de comunicación permanente entre madres y padres y el centro educativo, el espazoAbalar, que estamos acercando también a los teléfonos y dispositivos móviles a través de AbalarMóbil", ha apuntado antes de señalar que "se tratan de herramientas que les permite a las familias tener un conocimiento de la falta de puntualidad de los jóvenes al llegar al aula y analizar la justificación de las faltas de asistencia".
PROCEDIMIENTO
En concreto, el protocolo establece que el profesor debe realizar diariamente el control de asistencia y comunicar la faltas a las familias o tutores legales --tanto las justificadas como las que no lo están-- dentro de los primeros cinco días naturales del mes siguiente.
En el caso de que el número de faltas sin justificar supere el 10 por ciento del horario lectivo de ese mes determinado, el profesor tutor iniciará el expediente de absentismo y comunicara la situación a la jefatura de estudios, para después convocar a las madres y padres del alumnos en cuestión. El inicio del expediente se producirá, como máximo, dentro de los siete días siguientes a la fecha en la que las faltas de asistencia superaron dicho 10 por ciento.
Si la reunión con la familia recondujese la situación se paraliza el proceso y se archive el expediente. En el caso contrario, será la jefatura de estudios la que convoque a la familia, para intentar resolver la situación y archivar el expediente con ese encuentro. Si eso no se produce, la dirección del centro educativo deberá notificar la situación al Servizo Territorial de Inspección Educativa correspondiente y al Ayuntamiento de residencia del alumno, en un plazo de 30 días naturales desde el inicio del expediente.
El protocolo se acompaña, además, con una serie de anexos de documentos o procedimientos a los que se hace referencia en las distintas fases o momentos del protocolo, como modelos de las convocatorias de reunión, de las actas de los encuentros con los padres, del registro de contactos del centro con las familias y de notificación del expediente del absentismo, entre otros.
"Es una guía para los centros educativos, una herramienta para la orientación y coordinación, facilitándoles un procedimiento común que deben seguir, sus tiempos y un marco conceptual para que todos entendamos lo mismo cuando hablamos de lo mismo", ha explicado el conselleiro.
"ESTRATEGIA A FAVOR DE LA CONVIVENCIA"
Vázquez Abad ha destacado que esta iniciativa forma parte de una de las líneas estratégicas prioritarias de su departamento como es "la atención a la diversidad y a la convivencia". En este sentido, ha recordado los "importantes pasos dados en los últimos años" con la Ley de Convivencia y el decreto de atención a la diversidad; así como con el protocolo específico de identificación y tratamiento psicoeducativo del alumnado con el déficit de atención e hiperactividad (TDAH) que elabora la Consellería.
Además, ha explicado que los contratos-programa abordan actuaciones específicas de refuerzo educativo, de mejora de la convivencia y de lucha contra el abandono escolar. Así, ha indicado que, incluyendo la última edición que se firmará en los próximos días, "se desarrollarán este curso un total de 823 actuaciones en estas líneas, con casi 49.000 alumnos beneficiados". En este curso casi 2.000 docentes se implicarán en esta tarea.
También la formación específica de los docentes forma parte de esta estrategia de la Consellería, con un total de 4.296 plazas para docentes en 224 actividades relacionadas con la atención a la diversidad y el absentismo, que supusieron 7.106 horas.