Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Yerro: Capitán de su destino' y 'Express', dos cortos para "entender la espiral de violencia" sobre migrantes en España

La Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs No) ha presentado este jueves en Madrid 'Yerro: Capitán de su destino' y 'Express', dos cortometrajes que tratan de explicar al gran público lo que denominan "la espiral de violencia" de las políticas de inmigración en España, desde la privación de libertad por no tener permiso de residencia hasta la expulsión en 72 horas desde una comisaría.
'Express' es una idea de Carlos Olalla, que lo dirige junto a Juan Herreros y cuenta basándose en casos reales, la historia de un senegalés afincado en España con su mujer y sus hijos que perdió el permiso de residencia al quedarse en paro. Un día, dos policías llamaron a su puerta y le invitaron a personarse en comisaría para "un asunto de su interés". Dos días después estaba volando hacia Senegal sin que su abogada pudiera hacer nada al respecto.
Según han explicado los directores en declaraciones a los medios, la idea es "divulgar una realidad que la ciudadanía desconoce", la de las conocidas como 'expulsiones express' o expulsiones policiales, por las que personas que son identificadas como en situación irregular son deportadas directamente desde el calabozo de una comisaría, donde por ley un individuo puede ser detenido un máximo de 72 horas.
Por su parte, 'Yerro: Capitán de su destino' está dirigido por Miguel Ángel Vázquez, del Partido Por Un Mundo Más Justo, y es un corto documental que recoge la experiencia vital de Alhague Yerro, el primer inmigrante en denunciar los centros de internamiento de extranjeros en el Parlamento Europeo, con una comparecencia que recoge la cinta junto al testimonio al respecto de periodistas como Juan Luis Sánchez y expertos en migraciones como Gonzalo Fanjul.
Este gambiano llegado en un cayuco a las Islas Canarias pasó 35 días en el CIE de Fuerteventura, una experiencia que define como "el castigo más duro" de su vida y de la que narra anécdotas como policías que a falta de traductor, se hacían entender "a porrazos". De allí fue enviado al CIE de Madrid y después a la calle ante la imposibilidad de expulsarle.
Durante los cuatro días de travesía por el mar tenía en mente su objetivo de llegar a España. No imaginaba que acabarían escuchándole en Bruselas. "Cuando vine pensaba llegar, luchar por una jornada de ocho horas por cincuenta euros diarios y al mes tener algo que mandar a casa. Lo primero que te encuentras es que hay una crisis tremenda y leyes que impiden hacer lo que estabas pensando. Mi vida ha girado casi 180 grados, no lo esperaba", explica, convertido ahora en activista.
"CERRAREMOS LOS CIE"
Está convencido de que tarde o temprano, el cierre de los CIE llegará y si no lo consigue su generación, será la siguiente quien lo logre. Olalla plantea que es "sólo la punta del iceberg" pues "si se cierran los CIE pero no se cambia la regulación, el riesgo es que haya deportaciones express en masa" como las que describe su documental. "Es uno de los miedos, imagina convencer a un gobierno como el que tenemos de cerrar los CIE y lo usan como excusa para deportar en masa", añade Vázquez.
Para Olalla, hay un problema de fondo, que quienes defienden los CIE "se refugian en un reglamento que contempla derechos como la asistencia letrada" y una serie de garantías que en la práctica, no se dan: "Si a una persona migrante la detienen en Huesca y la trasladan a Madrid ¿El abogado también se traslada? La ley se cumple, porque allí tiene abogado, pero aquí no lo tiene".
La portavoz de la Campaña por el Cierre de los CIE, Irene Ruano, habla de cambiar el modelo entero de gestión de las migraciones, desde la frontera sur hasta los vuelos de deportación, aunque sean prácticas extendidas en la UE. "Las directivas europeas no obligan a los Estados a tener un centro de internamiento, ofrecen la posibilidad de que se expulse o regularice a las personas y en esa diatriba, los Estados han decidido internar a las personas para asegurar la expulsión, pero no es obligatorio. Se podría ampliar el catalogo de acceso a los papeles", asegura.
Vázquez considera que sería un buen primer paso que España lo hiciera, demostrase que otro modelo funciona y lo expusiera como ejemplo ante la Unión Europea. Olalla cita uno muy reciente: con el cierre por obras del CIE de Barcelona, hay gente a la que en lugar de internarla se la cita en comisaría cada 15 días para garantizar que no se esconde de su orden de expulsión.
Los dos cortometrajes estarán a disposición del público en internet y en abierto a partir de este jueves 15 de junio, declarado por la campaña como Día por el Cierre de los CIE. Luego viajarán, aunque con trayectorias distintas. Olalla y Herreros quieren que lo vea el mayor número de personas posible, así que le darán vida a 'Express' en redes sociales y lo presentarán en festivales que no requieran exclusividad.
Vázquez quiere que 'Yerro: Capitán de su destino' concurra en los Goya y ya se imagina a Yoro recogiendo el premio y alzando la voz por los migrantes a quienes va dedicado el trabajo: los que llegaron, los que se quedaron en el camino, los que pasaron por los CIE, los que murieron, los que fueron deportados y no tienen la oportunidad de explicar aquello por lo que pasaron.