Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un abogado sufre la semiamputación de un brazo en un intento de robo

Imagen del brazo de un abogado madrileño, Nacho Rocha, de 33 años, que ha sufrido una semiamputación tras recibir un machetazo. Foto: EFEtelecinco.es
Rocha continua ingresado en el hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid), tres días después de la agresión y tras haber precisado una complicada operación quirúrgica para reponer los tendones, arterias y venas dañadas.
Según ha explicado su esposa Renata, el pasado jueves su marido acudió con el coche a recogerla a las inmediaciones del parque de Navalcarbón, donde había estado haciendo footing.
Al llegar a su altura, Rocha vio a dos hombres que caminaban detrás de su esposa, por lo que paró el coche, se bajó y le dijo a la mujer que entrase al mismo porque "no le gustaba el aspecto de los hombres", que resultaron ser de nacionalidad rumana.
Estos le pidieron la cartera y las llaves del coche, y comenzó un forcejeo que acabó con la huida del abogado hacia su coche donde fue atacado a través de la ventanilla abierta. Rocha se protegió la cara con el brazo que recibió el impacto de un gran cuchillo o machete con tal violencia que prácticamente le arrancó el brazo.
El agredido consiguió huir de la zona, aunque sangrando abundantemente, y pudo llegar al hospital de Majadahonda tras realizarse un torniquete.
Vigilancia en la zona
La agresión, que se produjo a las 14.30 horas del pasado jueves, ha sido denunciada en la Comandancia de la Guardia Civil de Las Rozas, que investiga el suceso, si bien no le consta que haya "bandas" organizadas en la zona.
Según ha informado a Efe una portavoz de la Guardia Civil, no es habitual este tipo de sucesos, que se producen "de forma puntual" en grandes concentraciones urbanas.
No obstante, y a pesar de que no disponen de mucha información, se ha montado un dispositivo de vigilancia en la zona y se sigue investigando.
Rocha y su esposa tienen una hija pequeña y viven en Las Rozas desde hace poco tiempo, ya que cambiaron su residencia en la capital para "conseguir más tranquilidad", ha manifestado Renata, quien reconoce que ya camina siempre "mirando para todos lados".    LA