Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez absuelve a empresarios que vincularon a Zaplana con cobros de comisiones

El juzgado de lo Penal número 2 de Valencia ha absuelto a los empresarios imputados en el caso Terra Mítica Antonio Moreno Carpio y José Herrero García de un supuesto delito de calumnias contra el ex president de la Generalitat Eduardo Zaplana, tras retirar éste la acusación contra los empresarios.
Los empresarios vincularon a Zaplana con el cobro de comisiones del parque temático de Benidorm (Alicante) Terra Mítica en unas conversaciones grabadas por dos diputados socialistas de Les Corts Valencianes.
En estas conversaciones denunciaban que Zaplana "conocía y participaba" en el "pago de comisiones elevadas a quien repartía los contratos", hechos denunciados ante la fiscalía de Valencia.
El tribunal ha dictado la absolución de los empresarios Moreno y Herrero basándose en la inexistencia del principio acusatorio para que haya una sentencia condenatoria al retirarse la acusación que pesaba sobre ellos, decisión sobre la que no se ha pronunciado el abogado que ha acudido en representación de Zaplana.
Los parlamentarios autonómicos del PSPV-PSOE Antoni Such y José Camarasa iniciaron una investigación sobre el supuesto fraude de facturas en Terra Mítica que culminó en la presentación de una denuncia ante la fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana en la que se transcribían conversaciones de los dos empresarios, hoy absueltos, en las que implicaban a Zaplana.
La denuncia, hecha pública el 12 de mayo de 2006 por los dos parlamentarios, reproduce unas conversaciones con los dos empresarios, que están entre los imputados por la denuncia presentada por la Agencia Tributaria por delito fiscal, falsedad y delito contable contra el parque temático y 18 empresas más.
En esas conversaciones se da a entender que Zaplana conocía que, entre 1999 y 2001, "se manipularon facturas para elevar el precio de los trabajos" en el parque, que iban destinadas al "pago de comisiones elevadas a quien repartía los contratos", algo que según los empresarios era conocido por el portavoz del PP y también participaba de ellas.
Los empresarios, que contactaron con los socialistas en diciembre de 2005 y mantuvieron con ellos varios encuentros, les aseguraron que estarían dispuestos a confirmar "los sobreprecios y las facturas falsas que superan los 2.000 millones de pesetas".
Los socialistas iniciaron estos contactos después de que uno de los empresarios mostrase dos ingresos "por un valor abultado de un banco de Andorra en una cuenta cifrada, en la que se ingresaba los sobreprecios a favor de Vicente Conesa, administrador único de dos de las empresas acusadas por Hacienda" y que aseguraba que "parte se entregaba a Eduardo Zaplana", entonces presidente de la Generalitat.
Zaplana se querelló contra los dos diputados socialistas y contra los empresarios y, mientras que se archivó la demanda contra los parlamentarios por considerar que actuaron cumpliendo con su deber, el proceso continuó para los dos empresarios, hasta que el ex president de la Generalitat ha retirado la acusación contra ellos.