Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un salto que pudo acabar en tragedia deja atónitos a los usuarios de Instagram

Benjamin Forthun, adicto a la adrenalina y esquiador, decidió llevar su truco al siguiente nivel. Para él lanzarse al agua por un tobogán no era suficiente, así que decidió añadir a la peripecia un salto de 3 metros por encima. Así en el vídeo, se le puede ver saltando desde una roca hasta caer en el tobogán y deslizarse por él hasta el agua. Afortunadamente, no hubo incidentes más allá de que se quemó la espalda con el metal caliente del tobogán, recoge Mashable.