Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El acusado de las violaciones del parque del Oeste dice que sólo le "puede juzgar Dios"

Vista del comienzo en la Audiencia Provincial de Madrid del juicio a la conocida como banda de violadores del parque del Oeste, en Madrid, que presuntamente agredió sexualmente en el verano de 2007 a cuatro chicas, hechos por los que la Fiscalía pide 87 años de cárcel para el supuesto cabecilla del grupo. EFEtelecinco.es
El tribunal de la Audiencia Provincial de Madrid que juzga a la banda de violadores del parque del Oeste ha expulsado este martes al cabecilla del grupo, César U.Q., después de que éste asegurara a la Sala que sólo puede ser juzgado por Dios.
"No voy a prometer ni jurar a nadie porque ustedes no me pueden juzgar", ha espetado a los magistrados el principal acusado de la banda de violadores que se sienta en el banquillo de la Audiencia Provincial de Madrid.
Tras el incidente, la Sala ha acordado expulsar al procesado. No obstante, las acusaciones particulares y las defensas se opusieron a esta medida.
En el trámite de conclusiones, el fiscal acordó elevar de 87 a 95 años de prisión su solicitud de condena para el cabecilla de la banda por cuatro violaciones, un delito contra la integridad moral y tres faltas de lesiones. Además, se solicitó 18 años de prisión para dos de los otros cuatro procesados.
Las acusaciones particulares aumentaron también su solicitud de condena al incluir en la acusación un delito de asociación ilícita.
En la sesión de este lunes, los forenses que examinaron a las víctimas de la banda han ratificado que el ADN recogido en las muestras de cuatro de las chicas coincide al 100 por ciento con el perfil genético de César U., el supuesto jefe del grupo delictivo.

 
ADN
La Sala escuchó a los forenses que examinaron a las víctimas. Según expusieron, el ADN recogido en las muestras de vagina y ropa interior recogidas en los exámenes realizados en la clínica coinciden "sin género de dudas" con el perfil genético del cabecilla de la banda. IM