Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

18.000 niños esperan en España una familia de adopción

Los dos datos, enfrentados, constituyen una cruel paradoja. Quienes están al frente de las asociaciones de adopción achacan la situación a un problema básicamente burocrático. La ley anterior que regulaba la adopción resultaba lenta y trasnochada. La nueva, aprobada en agosto del pasado año, elimina mucho de los problemas anteriores y agilizaría muchos procesos hoy estancados. Pero la nueva ley, para poder aplicarse, necesita ser desarrollada en el parlamento, algo que aún no ha ocurrido y a lo que no ayuda la situació política actual, la no formación de gobierno y la inminencia de la repetición de las elecciones.