Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Su hijo se ahoga en una piscina pública y tiene que pagar 20.000 euros

El Juzgado de Primera Instancia número 2 de Guadalajara ha condenado a Ahmed Rahmani a pagar las costas del juicio, casi 20.000 euros, que entabló contra los monitores de la piscina municipal de Azuqueca de Henares y la aseguradora de estas instalaciones, en donde murió su hijo ahogado hace 15 años.
En total, esta familia, de origen marroquí pero que está nacionalizada española y que lleva toda la vida viviendo en Azuqueca de Henares, deberá abonar al abogado de la compañía aseguradora un total de 19.429,78 euros si no quiere que le embarguen sus bienes.
Ahmed Rahmani, que tiene esposa y seis hijos, el menor de 12 años, ha iniciado los trámites para que se le considere acreedor al derecho a la justicia gratuita para evitar que se le embargue la vivienda y se quede toda la familia en la calle. Según la documentación a la que ha tenido acceso Efe, los hechos tienen su origen el día 5 de julio de 1995 cuando el hijo de Ahmed, Mohammed, de 17 años de edad, queda inconsciente en el interior del vaso de una de las piscinas del Complejo San Miguel, propiedad del Ayuntamiento de Azuqueca de Henares.
Tras ser rescatado por los socorristas, permaneció en coma vegetativo hasta el 25 de febrero de 1996, cuando falleció a consecuencia de las graves lesiones cerebrales y neuronales que había padecido al estar sumergido entre 3 y 5 minutos bajo el agua.
En ese momento empezó la batalla judicial del padre, quien inició acciones penales, contenciosas y civiles contra el Ayuntamiento de Azuqueca de Henares y su aseguradora, y contra los socorristas del recinto. "Sin saber cómo ni por qué, mi hijo muere delante de decenas de personas y en un recinto en el que había dos socorristas y los tribunales me dicen que la culpa es de mi hijo", ha explicado a Efe este padre, quien no entiende el archivo de la denuncia penal.
Por todo ello, presentó demanda civil en 1999, en la que reclamaba 24.254.917 pesetas (145.774,98 euros) por la muerte de su hijo, que fue desestimada por el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Guadalajara y posteriormente por la Audiencia Provincial, condenándole a las costas del juicio.
"Ahora me acaba de llegar una carta del Juzgado que dice que le tengo que pagar más de 19.000 euros al abogado de la compañía, algo que no sé cómo voy a poder hacer pues con la crisis estamos cinco de mis seis hijos y yo en el paro", ha denunciado Ahmed.
"Lo único que sé", ha concluido este padre, "es que me quedé sin un hijo que tenía 17 años y que ahora me voy a quedar sin casa porque todo el mundo, empezando por el Ayuntamiento de Azuqueca y luego los tribunales, me han dado la espalda". IUL