Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rector, aliviado de que no hubiese una desgracia, cree que podrá recuperarse el edificio derrumbado en Oviedo

El rector de la Universidad de Oviedo, Vicente Gotor, ha mostrado este viernes su alivio "porque se hayan tomado preocupaciones y no haya habido ninguna desgracia" en el derrumbe del edificio propiedad de la Institución académica en la Calle Jovellanos. La previsión es que el inmueble pueda recuperarse para su uso como Centro Internacional de Postgrado, objeto con el que se estaba rehabilitando.
Así lo ha manifestado al término de una rueda de prensa para presentar la temporada deportiva 2011-2012, a la que llegó procedente precisamente del lugar del siniestro.
"Sabíamos que estaba en muy mal estado. Esta mañana (sobre las ocho) hemos visto que una columna se había caído, lo hemos desalojado, se ha puesto una valla, y menos mal que hemos tenido esta preocupación y no ha habido ninguna desgracia", confiesa el responsable universitario. "Afortunadamente podemos de alguna manera recuperarlo para otros menesteres que no para vivienda", prevé, en referencia a los usos que históricamente se han dado a este inmueble, que acogía pisos para profesores y la tienda de la Universidad en su planta baja.
En referencia a las labores de rehabilitación que se estaban desarrollando en él, el rector explica que se debería haber tirado entero, pero que "como era un edificio protegido, se estaba mirando a ver si se podía aprovechar algo". "Se va destinar al Centro Internacional de Postgrado, porque allí la gente ya no podía vivir, comenta.