Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las alocadas noches de los curas gays en el Vaticano

Panorama
Con una cámara oculta, el periodista Carmelo Abbate y su cómplice, conocedor del ambiente gay romano, se ha infiltrado acompañando a algunos sacerdotes que llevan una doble vida increíble: durante el día visten la sotana y administran los sacramentos, pero por la noche se desmelenan en los ambientes homosexuales de la capital.
La investigación ha revelado una realidad un tanto inusual y preocupante: sacerdotes que asisten a fiestas nocturnas acompañados de chaperos, mantienen relaciones sexuales con parejas al azar y recurren a los 'chats' para concertar estos encuentros.
Con Paul, a quien encontraron en un conocido local bailando animosamente con dos hombres semidesnudos, el cómplice del periodista, una vez fuera del local, accedió a tener una cita en su casa. Una vez en la casa, y con una cámara oculta como testigo, el cura se prestó a vestirse con la sotana para mantener relaciones sexuales con el cómplice, algo que ha quedado grabado y que se muestra en el vídeo difundido por la revista. Incluso llegó a pronunciar una misa de contenido erótico en una estancia de su vivienda.
La versión online del artículo de "Panorama" está disponible desde hoy, 23 de julio, con todas las películas en apoyo de la investigación.
Los curas gays no deben vivir una "vida doble", dijo la Iglesia italiana expresando su inconformidad con un video y artículo que muestra a curas frecuentando lugares gay en Roma. 
Un comunicado de la diócesis en Roma dijo que nadie está forzando a los prelados homosexuales a permanecer como curas. "No queremos hacerles daño", dice el comunicado, pero su conducta "mancha la reputación de otros".
Según Panorama han descubierto numerosos casos, de los cuales han decidido mostrar tres en particular: la de 'Paul', 'Carlo' y 'Luca' (cuyos nombres son ficticios para proteger la identidad de los sacerdotes). Sin ir más lejos, Carlo afirma en la grabación que "el 98% de los sacerdotes que le conocen saben que es gay" (aunque no habla del celibato).
Reacción del Vaticano