Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se analizará la totalidad de los residuos de la "zona sensible" del vertedero

La Policía analizará la totalidad de los residuos depositados en la llamada "zona sensible" del vertedero de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), en la que podrían estar los restos de la joven Marta del Castillo, un área que está próxima a alcanzarse tras las dos jornadas de trabajo llevadas a cabo por los operarios.
Así lo ha asegurado hoy a Efe el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés, quien ha confirmado que las labores de búsqueda se reanudarán mañana a las 08.00 horas.
"Todo continúa tal y como estaba programado", ha indicado Valdés tras subrayar que las labores de los operarios de la empresa privada Tecner se paralizaron hoy, tras veinte horas de actividad durante el viernes y el sábado, "por motivos de seguridad e higiene en el trabajo", una decisión que, según ha asegurado, ha sido entendida por la familia de la joven Marta del Castillo.
Al estar ya cerca de la "zona sensible" del vertedero, las labores de ayer se desarrollaron con más detenimiento, de forma que algunas bolsas de basura fueron abiertas bajo la supervisión de la policía judicial y científica, aunque sin resultados.
En las próximas horas comenzará una fase más delicada a cargo de la Policía Judicial y la Policía Científica, que consistirá en depositar los residuos de la "zona sensible" para su análisis en una zona limpia.
Los trabajos se desarrollan en un cerro de varias decenas de metros de altura que se ha creado con la basura no orgánica depositada en la zona, que se compacta y luego se cubre con arena procedente de canteras.
La búsqueda de Marta en el vertedero comenzó el pasado viernes después de que lo ordenara el juez de instrucción número 4 de Sevilla al cambiar el principal acusado, Miguel C., ex novio de la menor, su versión inicial y decir que habían arrojado el cadáver a un contenedor de basura y no al río Guadalquivir, donde más de 200 agentes la buscaron infructuosamente durante un mes.
El subdelegado del Gobierno ha informado, por otra parte, de que aún no cuentan con resultados de los análisis realizados de la navaja con la que supuestamente intimidaron a la joven y que fue arrojada a una alcantarilla, ni tampoco del contenedor en el que el ex novio de Marta dijo haber arrojado el cadáver.