Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El anticastrista Posada Carriles solicita a un juez de EE.UU. más tiempo para preparar su defensa

Posada Carriles afronta en agosto un juicio en El Paso (Texas) por los cargos de perjurio, obstrucción a la justicia, fraude migratorio y falso testimonio al solicitar la ciudadanía estadounidense en 2005. EFE/Archivotelecinco.es
El anticastrista Luis Posada Carriles pidió a un juez estadounidense más tiempo para preparar su defensa, después de ser investigado por mentir presuntamente sobre un caso de atentados con explosivos en La Habana, informó hoy el diario The Miami Herald.
Posada Carriles afronta en agosto un juicio en El Paso (Texas) por los cargos de perjurio, obstrucción a la justicia, fraude migratorio y falso testimonio al solicitar la ciudadanía estadounidense en 2005, acusaciones de las que se declaró inocente por escrito en abril pasado.
Pero el anticastrista, ex agente de la Agencia Central de Información de EEUU (CIA), es también objeto de una investigación aparte por un gran jurado en Newark (Nueva York) por los atentados con explosivos en La Habana en 1997, en los que murió el italocanadiense Fabio Di Celmo.
El cubano Posada Carriles, de 81 años y nacionalidad venezolana, ha pedido al juez del tribunal del caso en El Paso que aplace el juicio hasta 2010 para tener más tiempo para analizar las acusaciones.
El Departamento de Justicia de Estados Unidos no ha respondido todavía a la solicitud de Posada Carriles, quien siempre negó haber participado en los atentados de La Habana.
Del total de cargos criminales que afronta Posada Carriles, nueve corresponden a las acusaciones que afrontó en 2007 por supuestamente haber mentido durante su proceso de nacionalización, al indicar que había ingresado ilegalmente a EEUU vía terrestre por la frontera entre la ciudad mexicana de Matamoros y la estadounidense de Brownsville.
La Fiscalía Federal dice tener evidencia de que Posada Carriles ingresó por mar en un barco bautizado como "La Santrina" y que habría salido de Isla Mujeres (México) rumbo a Miami.
Los dos cargos adicionales que presentó el Gobierno estadounidense en abril pasado son por presunto perjurio y obstrucción a la justicia.
Con esos cargos el Gobierno de Estados Unidos vinculó por primera vez al anticastrista con los atentados con explosivos en La Habana en 1997.
Según el documento judicial, al que Efe tuvo acceso, Posada Carriles supuestamente mintió durante su proceso de petición de asilo político y deportación al negar que tuviera algo que ver con estos ataques.
La fiscalía presentó una entrevista del anticastrista con una periodista del diario The New York Times que supuestamente sugiere lo contrario.
Tras la presentación de los nuevos cargos, la defensa no descartó la posibilidad de pedir que se aplace el juicio a su cliente con el objetivo de tener más tiempo para analizar las acusaciones.
La juez Kathleen Cardone, encargada del caso, ordenó al acusado permanecer en cualquiera de las dos residencias en Miami permitidas por el tribunal y utilizar un dispositivo electrónico en el tobillo para controlar sus movimientos.
Cardone presidió el juicio inicial de Posada Carriles en 2007 y en aquella ocasión desestimó los cargos por considerar que el Gobierno de EEUU había recurrido a prácticas "poco éticas" para mantener detenido al hombre al que Venezuela acusa de haber hecho explotar en 1973 un avión con 76 personas a bordo.
Pero posteriormente la Corte de Apelaciones Criminales de Texas revirtió el fallo al ordenar que el caso regresara al tribunal.