Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El arzobispo de Pamplona asegura que a los cristianos se les pide "una caridad más gratuita y más misericordiosa"

El arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez, ha asegurado que "se nos está pidiendo a los cristianos mayor énfasis en la realización de una caridad más gratuita y más misericordiosa" y ha afirmado que "la conversión no es otra cosa que la decisión de volver a Dios, de cambiar de vida, de alcanzar la libertad y la alegría que habíamos perdido".
Así lo ha señalado monseñor Pérez en la eucaristía que ha oficiado este domingo en la primera Javierada de 2016, una misa que ha dado comienzo a las 10 horas ante los peregrinos que han caminado este año hasta el Castillo de Javier.
Tras el Vía Crucis que, como es tradición, ha salido desde Sangüesa a las 8 horas, ha dado comienzo la eucaristía, en la que el arzobispo de Pamplona ha destacado que "la conversión del corazón es urgente en nuestra sociedad". "Hoy se habla mucho de la sociedad del bienestar y se piensa que ésta se adquirirá si se consiguen muchos recursos materiales", ha continuado el arzobispo que ha remarcado que "si la persona no está bien espiritualmente y con sosiego en su interior no serán los falaces paraísos del materialismo, del hedonismo y el pansexualismo que lo conseguirán".
Franciso Pérez ha asegurado que "nunca habrá una sociedad de bienestar verdadera si no hay un corazón renovado y convertido" y ha resaltado que "un corazón apasionado por amor a Jesucristo y gozoso por la entrega a los demás, es un tesoro que nada de lo material puede llenar". "La felicidad tiene su fuente en el amor y el amor brota del Amor de Dios", ha añadido.
El arzobispo de Pamplona ha recordado que este año es el Año Jubilar de la Misericordia por lo que "se buscará la forma mejor para que los sacerdotes bien dispuestos dediquen tiempo en el Sacramento de la Confesión y administren la Unción de los Enfermos a aquellos que pasan por la fragilidad y la debilidad de la enfermedad". "La Iglesia Diocesana ha de ser sensible a los que más sufren", ha dicho Francisco Pérez que ha llamado a "revivir las Obras de Misericordia" y ha invitado a que "no sólo las meditemos sino que las pongamos en obra".
Monseñor Pérez ha recordado que "hoy es la fiesta del perdón" y ha animado a acercarse "al Cristo de Javier que con su sonrisa nos mira a cada uno con ternura invitándonos a aprovechar esta oportunidad de acercarnos al Sacramento del perdón y experimentar la alegría de ser perdonados". Ha llamado a transmitir "el gozo de haber sido perdonados" y a no echarse atrás "si sentís la llamada a ser ministros del perdón, la mayor alegría del sacerdote" porque "Dios sigue llamando y necesita de muchos hombres que puedan dispensar el perdón divino.
PRIMERA JAVIERADA CON UN IMPORTANTE DESCENSO DE PEREGRINOS
La primera Javierada de 2016 se ha caracterizado por un descenso en el número de peregrinos y la ausencia de incidencias de importancia.
La Policía Foral ha realizado un recuento aéreo de los vehículos aparcados en los lugares habilitados con el resultado de 1.125 turismos y 29 autobuses, por lo que se calcula una asistencia de 5.950 personas, cifras que quedan lejos de las registradas el año pasado (1.700 turismos, 23 autobuses, y unas 8.000 personas), que ya eran algo menores a las de 2004 (1.750 coches y 28 autobuses, con una afluencia de unas 8.540 personas), ha informado en una nota el Gobierno de Navarra.
Las asistencias realizadas por la Cruz Roja también reflejan ese descenso de afluencia, ya que las 1.133 atenciones del año pasado se han reducido a 518 en esta primera Javierada de 2016.
La segunda Javierada de 2015 se celebrará el próximo sábado 12 de marzo. La eucaristía estará presidida por el arzobispo de Pamplona Francisco Pérez. El Vía Crucis será a las 15 horas y la misa a las 17 horas.