Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cuerpo del joven asesinado en Inglaterra será enterrado en Coín (Málaga) este jueves

Después de más de un mes de espera, el cuerpo del joven Sergio Retamar Márquez, asesinado en Bournemouth, al sur de Inglaterra, llegó finalmente este miércoles a Coín (Málaga), su localidad natal, donde este jueves recibirá sepultura.
Los restos mortales de Sergio Rematar, de 23 años e hijo único, han sido trasladados directamente desde el aeropuerto de Málaga hasta el tanatorio de Coín, al que llegaron a primera hora de esta tarde, según ha informado a Europa Press el alcalde del municipio, Fernando Fernández.
Tras el velatorio, el entierro se celebrará este jueves, a partir de las 17.30 horas. Durante todo este tiempo, se encuentra operativo un dispositivo especial a efectos de tráfico, aparcamientos y servicios médicos.
En el cementerio municipal se encuentran familiares y amigos para dar el último adiós a Sergio Retamar. A la llegada del cuerpo, el deseo de su madre, que está acompañada por una psicóloga del Ayuntamiento, era estar un tiempo a solas con él, como ha trasladado Fernández.
LUTO OFICIAL
El Ayuntamiento de Coín decretó dos días de luto oficial, este miércoles y el jueves, por la muerte de este joven, asesinado el pasado 17 de julio en Bournemouth, donde vivía en un piso de alquiler con otros compañeros.
Durante estos dos días de luto oficial las banderas de los edificios municipales ondean a media asta y la de Coín lleva, además, un crespón negro.
La Policía británica detuvo a una persona por su presunta relación con este crimen. Se trata de un compañero de piso de Sergio Retamar, un joven de 29 años y natural de Bournemouth, que estaría ahora en una unidad de salud mental.
Hacía unos meses que el joven malagueño decidió irse a Reino Unido para trabajar y aprender inglés. Aunque regresó a Coín para recuperarse de un accidente de tráfico, tras realizar un curso de cocina, volvió a Bournemouth, donde trabajaba en un hotel.