Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asociaciones médicas denuncian los casos de inmigrantes sin atender

Cuando Carol se presentó en Urgencias con su bebé enfermo, afectado de una anemia grave, no le quisieron  hacer unos análisis hasta que no tuviera la tarjeta sanitaria. Carol es española pero los últimos años ha estado viviendo en Ecuador de donde es su marido. Su caso es uno de  los 1567 recogidos por la red de denuncia y resistencia al decreto de 2012. Por este decreto se retiró la tarjeta sanitaria a las personas en situación irregular y se limitó su acceso a la Sanidad pública. Con tres excepciones: los menores, las urgencias y las embarazadas. Excepciones que aun así se han incumplido según  los casos aportados  por la Asociación de Médicos de Atención Primaria o Médicos del Mundo. Al padre de Natalia, enfermo, y uruguayo como ella, le quitaron la tarjeta sanitaria cuando el decreto entró en vigor.  Después de año y medio sin seguimiento y sin medicación el padre de Natalia falleció.