Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La atención psicosocial mejora en un 20% el estado de ánimo de pacientes con enfermedad avanzada

La atención psicosocial puede mejorar en casi un 20 por ciento el estado de ánimo de pacientes con enfermedad avanzada o en fase terminal, según los resultados de un estudio publicado por Obra Social La Caixa basado en la experiencia de su Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas, en el que desde 2009 han participado 32.938 pacientes y 51.052 familiares.
Dicho programa pretende complementar el modelo actual de atención a personas con enfermedades avanzadas para lograr una atención integral que tenga en cuenta los aspectos psicológicos, tanto el apoyo emocional al paciente como la atención al duelo, y la ayuda a las familias y profesionales de cuidados paliativos.
El informe se basa en los casos de más de 1.109 pacientes en situación de enfermedad avanzada terminal y 4.945 familiares que fueron atendidos por los 29 equipos de atención psicosocial de este programa entre el 1 de abril y el 15 de septiembre de 2011, a través de un total de 6.587 visitas.
En el 81,3 por ciento de los casos intervenidos la patología principal del paciente era de origen oncológico, siendo el cáncer de pulmón (126 pacientes) y el cáncer colorrectal (66 pacientes) los más frecuentes en hombres, y el cáncer de mama (86 pacientes) y el cáncer colorrectal (52 pacientes) en mujeres.
En relación con el motivo principal de la consulta al equipo de atención psicosocial, el 30,37*por ciento de los pacientes respondía a una sintomatología ansiosa.
En esta línea, los autores del informe revelan como el estado de ánimo mejoró significativamente tras la visita de equipos profesionales de atención psicosocial, así como el grado de sufrimiento en el caso de pacientes con procesos evolutivos crónicos.
Las situaciones de ansiedad de estos pacientes también se ven reducidas considerablemente, y algo parecido sucede con el malestar general derivado del proceso evolutivo de la enfermedad, mejorando también la adaptación al proceso de la enfermedad.
Adicionalmente, los pacientes mejoran en aspectos relacionados con necesidades esenciales, espirituales o trascendentes tales como el sentido de la vida, el legado, la reconciliación, la mejora de las relaciones y la percepción de paz, que son indicadores del resultado de un modelo de atención integral.
De igual modo, el estudio ha mostrado como la atención psicosocial genera también una alta satisfacción en los familiares ya que en la medida en que el familiar está bien atendido, ello repercute de modo directo en el bienestar del paciente.