Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un 70-80% de los casos atendidos en la consulta de Foniatría de Son Espases requiere tratamiento logopédico

Presenta un folleto informativo con recomendaciones para cuidar la voz
La consulta de Foniatría del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Son Espases atiende una media de 40 a 50 nuevos casos al mes de alteración de la voz, y entre un 70 y un 80 por ciento de ellos requieren un tratamiento logopédico.
Las patologías que requieren tratamiento logopédico son las que tienen como causa la alteración del uso de la voz o las enfermedades a las que se añada una alteración funcional. Cabe decir que las personas más sensibilizadas con el uso de la voz o aquellas cuya voz es su instrumento de trabajo ocupan un lugar importante en la demanda de consultas, es decir, cantantes, periodistas, profesores y maestros. También acuden a la consulta personas que desarrollan su actividad laboral en contacto con vapores tóxicos o en lugares ruidosos, como cocineros, lavanderos, monitores de natación o peluqueros.
Las afecciones más frecuentes que se atienden en la consulta médica de Foniatría de Son Espases son nódulos, pólipos, quistes, disfonías funcionales, laringitis crónicas y agudas, parálisis laríngeas, lesiones congénitas, enfermedades neurológicas y enfermedades generales que cursan con alteraciones de la voz. También se hace un diagnóstico precoz del cáncer de laringe.
Así, con motivo del Día Mundial de la Voz, que tiene lugar este miércoles 16 de abril, el Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Son Espases ha presentado un folleto informativo con recomendaciones y consejos para cuidar la voz.
Para prevenir las patologías que afectan a la voz es conveniente tomar en consideración algunas pautas de comportamiento: evitar el tabaco y el alcohol, ya que son factores de riesgo para desarrollar cáncer de laringe; evitar hablar en sitios con ruido de fondo y carraspear; no beber líquidos demasiado fríos o calientes; no tumbarse inmediatamente después de haber comido o cenado, y no hablar mientras se levanta peso o se hace ejercicio físico.
En cambio, es conveniente beber de 6 a 8 vasos de agua al día, mantener una postura adecuada y hacer pausas al hablar, y hacerlo con el volumen natural de la voz.
No obstante, si una alteración de la voz se prolonga más allá de una semana, se aconseja consultar a un médico especialista. Las patologías de la voz son atendidas por un equipo multidisciplinario formado por médicos especialistas en otorrinolaringología, foniatras y logopedas.