Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades saharauis hacen esfuerzos "constantes" para liberar a los cooperantes

El Ministerio de Información de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) ha afirmado a través de un comunicado hecho público este lunes que los esfuerzos para liberar a los tres cooperantes secuestrados en los campamentos de refugiados saharauis en el suroeste de Argelia "serán constantes".
Asimismo, ha solicitado la intensificación de dichos esfuerzos y de la cooperación para poner fin a la "tragedia" de los secuestrados, según recoge la agencia de noticias saharaui SPS.
"Desde el alevoso secuestro cometido por un grupo terrorista de tres cooperantes europeos que trabajaban en materia humanitaria en los campos de refugiados saharauis el sábado 22 de octubre, el Gobierno de la RASD y el Frente Polisario hicieron rápidamente intensos esfuerzos y contactaron con los países de la región para coordinación y cooperación", recalca dicho texto.
"A la vez que reafirmamos nuestra más firme condena a esta acción cobarde, solicitamos a los Estados de la región y del mundo que continúen e intensifiquen la coordinación, cooperación y trabajo conjunto para poner fin a esta tragedia tan pronto como sea posible", reza el documento.
"Las autoridades saharauis enfatizan que un acto terrorista como éste no sólo está dirigido a amedrentar a los trabajadores humanitarios, sino que pone en peligro la solidaridad internacional con los refugiados saharauis y su justa causa", apostilla el comunicado, que muestra su solidaridad con las víctimas y sus familias.
Los secuestrados son Ainhoa Fernández de Rincón, perteneciente a la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura, y Enric Gonyalons, de la ONG vasca Mundubat. La tercera cooperante secuestrada, de nacionalidad italiana, ha sido identificada como Rosella Urru.
Las autoridades saharauis indicaron que los "terroristas" se infiltraron en el campamento con vehículos todoterreno, presumiblemente atravesando la frontera desde Malí, e "irrumpieron con armas de fuego en la sede de recepción de extranjeros", donde procedieron a secuestrar a los cooperantes.