Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las autoridades griegas comienzan a trasladar refugiados atrapados en el puerto Pireo a otras ciudades

Las autoridades griegas han comenzado este jueves a trasladar a cientos de inmigrantes y refugiados que están atrapados en el puerto del Pireo, cerca de Atenas, en donde están durmiendo al aire libre y se han producido altercados por las recargas de los móviles y la comida.
Al menos 51.000 refugiados e inmigrantes que han llegado a Grecia desde Turquía y que esperaban ir hasta Alemania y Austria se han quedado atrapados en Grecia después de que los países balcánicos cerraran sus fronteras. Alrededor de 6.000 personas, la mayoría sirias, iraquíes y afganas, estaban en el puerto de este jueves, han informado las autoridades.
Al mediodía, al menos cuatro autobuses han salido dirección Kyllini, una ciudad portuaria en el oeste de Grecia situada a 280 kilómetros de Atenas, en donde serán alojados en un antiguo complejo turístico. Las familias han comenzado a reunirse en el muelle, ya que se espera desplegar más autobuses. Otros refugiados serán trasladados a las ciudades de Ioannina y Larissa, en el noroeste y centro del país.
En virtud del acuerdo de la Unión Europea con Turquía que entró en vigor el pasado 20 de marzo, los inmigrantes y refugiados que lleguen a Grecia serán devueltos una vez hayan sido registrados y se haya procesado sus solicitudes de asilo.
La mayoría de los refugiados e inmigrantes que han llegado al Pireo han rechazado irse a las otras ciudades por miedo a estar demasiado lejos de la frontera griega con Macedonia en caso de su reapertura.
"Creo que el primer grupo que vaya a Kyllini transmitirá el mensaje a los demás de que es un lugar decente, y no vamos a tener ningún problema para llevar a más gente allí", ha explicado un portavoz del Gobierno griego, George Kyritsis.
En las últimas semanas ha habido varios altercados en el puerto, en donde la gente vive en tiendas de campaña, o directamente al aire libre tapados con mantas, hay un sistema sanitario muy pobre y no disponen de suficiente comida. Este miércoles, un grupo de ocho sirios y afganos se han enfrentado con cristales de ventanas rotas, ha informado el Gobierno.