Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De la barriga cervecera a la tableta de chocolate

Hace tiempo que los hombres acuden a la cirugía plástica y estética. Video: Informativos Telecinco.telecinco.es
Es el sueño de muchos: tener un abdomen cual 'tabla de chocolate'; es decir: que a partir de unos pectorales perfectos discurran, marcados, los músculos rectos abdominales. Pero el sueño no es la realidad y la redondez se instala en la anatomía de buena parte de los varones. La cirugía plástica puede ayudar, pero el esfuerzo personal se impone para tener las curvas en su sitio.
Hace tiempo que los hombres acuden a la cirugía plástica y estética. Sus demandas representan el 25 por ciento del total de intervenciones que se realizan en España, alrededor de 500.000.
Por orden de preferencia, ellos se quitan las bolsas de los ojos (blefaroplastia), la grasa del abdomen (abdominoplastia), se hacen injertos de pelo y corrigen su nariz (rinoplastia), aunque desde que Beckham puso de moda el pectoral sin pelo, han aumentado significativamente los tratamientos de depilación.
Y así, sin pelo, el torso masculino centra su atención en pectorales y abdomen, dos zonas que llevan cada vez a más hombres al quirófano.
Los milagros no existen. "Se puede hacer un aumento de los pectorales" explica el doctor Domingo Tomás Linares, cirujano plástico de la Clínica Menorca-, "se puede realizar una liposucción de la grasa abdominal, pero conseguir el efecto de unos músculos rectos abdominales trabajados, como si fueran una tabla de chocolate, exige mantener un peso y hacer ejercicio específico, no cirugía".
Los profesionales de la Cirugía Plástica y Estética lo tienen claro: de la barriga cervecera a la tabla de chocolate no hay bisturí que valga.
Pero sí esfuerzo, evitar el sobrepeso y actividad física que, además, se centre en ejercicios abdominales específicos para tonificar los músculos.
"A veces podemos conseguir lo que el paciente quiere", comenta el doctor Linares-. "Podemos quitar la grasa abdominal, pero no se debe a acudir a la cirugía como ley del mínimo esfuerzo".
"Por ejemplo", continúa, "si te sobran kilos no se debe recurrir a la liposucción, que es una técnica para esculpir y no para adelgazar. El peso debe perderse y mantenerse con una alimentación equilibrada".