Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asier trae un pan bajo el brazo al nacer

Para Jordi y Raquel la llegada de Asier ha supuesto la solución a todos sus problemas económicos. Vivían hasta hace poco de la caridad de una residencia de Manresa a la que llegaron cuando su pequeño estaba a punto de nacer. Ahora un empresario anónimo les ha ofrecido regentar una panadería y vivir en la vivienda de arriba. Para ellos su hijo ha llegado con un pan bajo el brazo, literalmente.